Actualizado
domingo, 23 septiembre 2018
20:44
h
URGENTE

Investigación de la autoría de un choque con destrozos

La Policía Local intenta localizar al conductor que dañó un muro en el Paseo de los Álamos y se dio a la fuga
  • IMPACTO BRUTAL. Estado en el que quedó el murete lateral del Paseo de los Álamos después del percance.
    IMPACTO BRUTAL. Estado en el que quedó el murete lateral del Paseo de los Álamos después del percance.

Muchas incógnitas y una sola certeza: los daños causados por un impactante accidente de tráfico en pleno centro. La Policía Local investiga la autoría del aparatoso choque con desperfectos ocurrido el pasado fin de semana. Un vehículo chocó, el sábado de madrugada —tras rebasar la acera—, contra una estructura de piedra y ladrillo, y arrancó de cuajo, incluso, una de las peanas. Después de la colisión, el conductor se dio a la fuga. Parte de la escalera de acceso al parque se vio afectada. El concejal de Seguridad Ciudadana, José Antonio Bermúdez, explicó que están trabajando en el asunto, y destacó que cualquier colaboración ciudadana al respecto es de agradecer.

En principio, el elemento básico para determinar la identidad del responsable puede radicar en las cámaras existente en la zona. A solo unos metros, muy cerca del Paseo de los Álamos, hay unas instaladas por el Ayuntamiento hace meses. También hay en el área una estación meteorológica que toma imágenes de manera continua y puede haber captado la escena. Fuentes vecinales detallaron a Diario JAÉN que, cuando ya había terminado la fiesta de la “Noche Abierta”, celebrada en el Paseo de los Álamos, un automóvil amarillo chocó con el murete y, después, la persona que iba al volante fue capaz de salir del lugar y dirigirse hacia la calle Pradillo. Al parecer, residentes en la zona consiguieron tomar imágenes del coche, una circunstancia que puede resultar de gran utilidad en la investigación. Habrá que ver si, pese a producirse de noche el percance, las grabaciones municipales permiten determinar con nitidez cuál es la matrícula, lo que llevaría, automáticamente, al propietario. Así se le podría pedir que hiciera frente a su responsabilidad.

Aunque junto a la pared derribada quedaron restos de plástico procedentes del vehículo, todo apunta a que este pudo continuar su marcha y que el conductor resultó prácticamente ileso. Si los hechos hubieran ocurrido solo unas horas antes, las consecuencias habrían resultado mucho peores. El punto del impacto se halla en una curva en un lateral del principal parque local, muy cerca de la entrada del aparcamiento subterráneo. De lograrse la secuencia de imágenes del episodio podrá determinarse si, como es muy probable, existió algún tipo de conducción temeraria, lo que aumentaría la gravedad del comportamiento, como mínimo, incívico.