Actualizado
jueves, 15 noviembre 2018
13:33
h
URGENTE

Honores para un pionero

La Escuela Benfica, el Real Jaén y la Tuccitana ganan el Trofeo Antoñete en alevín, benjamín y prebenjamín
  • FINAL. Foto de familia de los jugadores, el cuadro técnico, los directivos y las autoridades en el Trofeo Antoñete de Fútbol.
    FINAL. Foto de familia de los jugadores, el cuadro técnico, los directivos y las autoridades en el Trofeo Antoñete de Fútbol.

Punto final a las competiciones de fútbol de las categorías base. El Trofeo Antoñete, que se organiza en honor a uno de los padres de la cantera de la capital y la provincia, estuvo caracterizado por la convivencia y por la calidad exhibida por las promesas bajo la atenta mirada de los entrenadores, colegiados, directivos, autoridades y familiares. La Escuela Internacional Benfica demuestra su crecimiento a pasos agigantados con un proyecto solvente, dinámico y con un interesante grupo de jugadores y entrenadores. Los resultados no han tardado en llegar y el último éxito conseguido fue el título en la categoría alevín. Los “benfiquistas” quedaron por delante del Atlético Jaén, la Unión Deportiva Ciudad de Torredonjimeno y el San Felipe, en una competición en la que participaron en la fase previa ocho equipos más, entre ellos el Real Jaén, el Aeduja, la Peña Deportiva Jiennense y la Tuccitana. Distintos clubes optaron por inscribirse con varios equipos en la misma categoría. En la categoría benjamín, el Real Jaén A saboreó el título en una temporada aciaga para la entidad y con unos resultados pésimos. Los blancos levantaron el Trofeo Antoñete al superar en la clasificación a la Escuela Internacional Benfica, el Real Jaén B y la Peña Deportiva Jiennense, que fueron segundo, tercero y cuarto. La nómina de colectivos en este torneo se completó con el Atlético Jaén, la Unión Deportiva Ciudad de Torredonjimeno, el San Felipe, el Andújar, el Aeduja y La Moraleda, para un total de catorce equipos. La Tuccitana cantó el alirón en prebenjamín al imponerse en la competición al San Felipe, el Andújar y la Escuela Internacional Benfica. La entrega de premios fue el perfecto epílogo para el Trofeo Antoñete, con la presencia de Ildefonso Ruiz, delegado provincial de la Federación Andaluza de Fútbol, José María Álvarez, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Jaén, y Manuel Peñalver, vicepresidente de la Federación Jiennense de Fútbol. El ambiente fue festivo y se respiró deporte en estado puro con la inocencia de los más pequeños. Antoñete debe estar feliz por el potencial que demuestran las nuevas generaciones. Pisan fuerte y en torneos como estos dejan su destellos de calidad con vistas al futuro. Ellos son los futbolistas que apuntan maneras, aunque aún tienen margen de mejora.