Actualizado
domingo, 23 septiembre 2018
14:00
h
URGENTE

El Real Madrid jugará la final del Mundial de Clubes de la FIFA ante el Gremio brasileño después de imponerse, con más sufrimiento del previsto, al Al Jazira de Emiratos Árabes Unidos (1-2), un equipo débil que complicó sobremanera el triunfo blanco, el cual llegó a nueve minutos del final en botas de Gareth Bale, que salió y besó el santo. El galés, que ha jugado un solo partido en los dos últimos meses, saltó al campo a falta de diez minutos y resolvió la contienda en su primer contacto con el balón. El “expreso británico” aprovechó una asistencia de Lucas Vázquez para tumbar a un Al Jazira que, por momentos, hizo saltar las alarmas en el conjunto dirigido por Zinédine Zidane.

El partido comenzó con varias acciones que llegaron a desesperar al Real Madrid. Dos postes consecutivos, una acción fortuita que detuvo Khaseif con mucho mérito y un cabezazo de Benzema que no fue gol por un pelo. El guion era el previsible, pero la aceituna no llegó a caerse por mucho que el conjunto merengue zarandease el olivo. Entre tanto, los emiratíes cogían aire a la contra.

El equipo de Ten Cate se agarró al partido con esta baza. Así pasó, que los anfitriones del torneo dieron la sorpresa y se adelantaron al borde del descanso en un desajuste de los españoles. Nacho despejó mal y Varane permitió a Romarinho situarse en franca posición para ejecutar su remate. Excesivo castigo para un Real Madrid, al que para más inri, el árbitro anuló un gol a Casemiro al comprobar el videoarbitraje dejando en evidencia que ni el sistema, ni el torneo, son perfectos; y dejando el partido sin continuidad. Los jugadores del Real Madrid se miraban pidiendo explicaciones al colegiado brasileño. Llegó entonces la reacción de los blancos con un disparo de Cristiano Ronaldo, asistido por Modric, en el corazón del área. El portugués cruzó al palo largo y situó el empate a más de media hora para el final. Con un Al Jazira dispuesto a todo para llegar a la prórroga, Bale salió y trastocó estos planes.