Actualizado
lunes, 24 septiembre 2018
11:11
h
URGENTE

Fénix pasa de residuo en un contenedor a gallo indultado

El pedáneo de Santa Ana salva a un ave tirada viva por un desaprensivo
  • IDENFENSO. Fénix, dentro del contenedor de Santa Ana donde fue arrojado.
    IDENFENSO. Fénix, dentro del contenedor de Santa Ana donde fue arrojado.

La vida depara bruscos cambios que hacen pasar de lo más bajo a lo más alto y viceversa. Esto ocurre tanto con las personas como con los animales. Si no que se lo digan Fénix, el nombre digno de su renacer con el que ha sido bautizado un gallo de Santa Ana que va camino de hacerse famoso.

La curiosa historia con final feliz comenzó el viernes por la tarde. El pedáneo de la aldea, Miguel Ortega, está muy concienciado con el correcto uso de los contenedores. Mientras había su habitual ronda al respecto descubrió que en fondo de uno de los recipientes, dentro de un saco, había un gallo malherido y muy débil. Aunque le costó trabajo consiguió rescatar a la debilitada ave de corral. La introdujo en su coche y, aunque no tenía muchas esperanzas de que sobreviviera, la llevó hasta su cortijo de Veintenovias. Al volver al día siguiente comprobó que estaba muy recuperado. De esta manera, se salvó el ejemplar, que, en cuestión de poco tiempo sin duda habría muerto bien triturado por el camión de recogida o asfixiado y aplastado al depositarse sobre el otros desechos.

Ortega se muestra indignado con el comportamiento del desaprensivo que tuvo la falta de humanidad de arrojar a un ser vivo a la basura en el entorno del céntrico Parque del Comendador. Califica lo acontecido como “colmo del salvajismo”. Por suerte el gallo se topó con él. Durante el fin de semana, al constatar la mejoría, se esmeró, junto con sus hijas, en el cuidado del animal. Le curaron con Betadine las heridas que presentaba en la cresta, posible señal de su utilización para su utilización en una pelea.

Ahora el Macho del Corral, como lo llama su nuevo dueño, disfruta de una vida envidiable en el campo, rodeado de gallinas. La idea de Miguel Ortega es que el veterano espécimen acabe sus días en el cortijo, incluso con la posibilidad de que sea padre. El pedáneo santanero incluso hace una comparación con el indulto de un pavo en la Casa Blanca con motivo del Día de Acción de Gracias. El asunto de la salvación del gallo, después de su publicación en el grupo de Facebook Alcalaínos Indignados ha suscitado críticas hacia el maltrato de quien abandonó al indefenso animal doméstico y comentarios de satisfacción por la recuperación del ave.

Miguel Ortega subraya la necesidad de que aumente la educación en lo referente al adecuado depósito de residuos y al buen trato hacia los animales. Por ello, defiende que el Ayuntamiento realice una campaña específica, lo que redundaría en una mejor imagen del municipio y de la limpieza viaria. Más que de sancionar, el pedáneo es partidario de informar y concienciar. De hecho, destaca que en las últimas semanas ha mejorado el uso de los contenedores, aunque reconoce que hay personas reincidentes que dejan los residuos fuera de los recipientes.

un cerdo vietnamita en la basura

Hace unos días, Miguel Ortega se encontró con la desagradable sorpresa de que alguien había dejado un cerdo vietnamita, usado con mascota, en la basura. Fue en la zona de las Casa Nuevas. El animal, con más de 50 kilos, yacía muerto en pleno verano, a pleno sol, y fuera de los contenedores. Ya estaba en proceso de descomposición. El pedáneo dice que la Policía Local averiguó la identidad del dueño y dejó el caso en manos de la Guardia Civil. Él prefiere no saber quién fue.