Actualizado
martes, 18 septiembre 2018
19:10
h
URGENTE
  • CAMPAÑA. Reyes Chamorro, Yolanda Pedrosa, Javier Márquez y Juan Carlos Ruiz, con el presidente de la asociación, Carlos Linares, junto a algunos de los participantes en la campaña de concienciación puesta en marcha por Aspaym.
    CAMPAÑA. Reyes Chamorro, Yolanda Pedrosa, Javier Márquez y Juan Carlos Ruiz, con el presidente de la asociación, Carlos Linares, junto a algunos de los participantes en la campaña de concienciación puesta en marcha por Aspaym.

Carmina Martínez, la bloguera y responsable de “Carmina en la cocina”, conoció lo difícil que resulta la vida entre los fogones con la silla de ruedas. Lo mismo le ocurrió al cómico David Navarro cuando intentó ir hasta el teatro Infanta Leonor, o a Chris Aparicio al intentar ver los precios o coger un artículo en una tienda de ropa. Mejor no le fue al bombero Manolo Cortés, que, en vez de silla de ruedas cogió las muletas. Ellos son tan solo algunos de los que participan en la campaña “Ponte un minuto en mi vida”, puesta en marcha por la asociación Aspaym, de lesionados medulares y grandes discapacitados físicos de Jaén, con la que buscan que tanto organismos públicos como la sociedad en general se dé cuenta de los problemas que tiene el colectivo en su día a día. “Muchas veces la gente nos ve en nuestra silla, con una sonrisa en la cara, pero realmente la gente no sabe todas las cuestiones a las que nos tenemos que enfrentar a diario. Y aunque a veces le echamos la culpa a los políticos de que hay problemas de accesibilidad, también es cierto que la propia sociedad no nos tiene en cuenta”, explica el presidente, Carlos Linares.

Así, en el salón Mudéjar de la Diputación presentaron el tráiler y el primer vídeo, protagonizado por David Navarro. “Había momentos en los que lo pasé realmente mal”, reconoció el humorista, que vivió en sus propias carnes lo que sienten estas personas.

También participó en la presentación el alcalde, Javier Márquez, que agradeció a la asociación las acciones que realiza para visibilizar el día a día de personas con discapacidad. “Esta campaña quiere mostrar empatía, y está hecha con humor y buena pata”, apuntó, tras reconocer que aún queda mucho camino por recorrer para que Jaén sea una ciudad accesible. Aun así, puntualizó que las obras que se realizan ya cuentan con esa filosofía. En este sentido, Carlos Linares tiene clara la puntuación que le daría a Jaén: un 6. “Queda mucho por hacer, pero aparte de reivindicar y sensibilizar, estamos aquí para echar una mano”, afirmó Carlos Linares. Aspaym Jaén lleva en funcionamiento un año y medio, y además de servicios y apoyo a quienes sufren la enfermedad, realizan campañas, por ejemplo con la DGT, para prevenir accidentes de tráfico. También colaboran con colegios, autoescuelas o la escuela de pacientes de la Junta de Andalucía.