Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
19:52
h
URGENTE

El Real Madrid y el Atlético firman un empate insuficiente

Cristiano y Griezmann le dejan en bandeja el título de Liga al Barcelona

El Real Madrid y el Atlético de Madrid firmaron un empate a uno en el derbi disputado en el Santiago Bernabéu, resultado un tanto inútil para ambos, ya que los madridistas no lograron romper la maldición en su feudo con su vecino y no le pudieron recortar puntos en la pugna por el subcampeonato y los rojiblancos dicen ya prácticamente adiós a sus, ya de por sí, remotas opciones de pelearle el título al FC Barcelona.

Cristiano Ronaldo y Antoine Griezmann fueron los grandes protagonistas, con mención especial también para Keylor Navas y Jan Oblak, de un encuentro donde los de Zinédine Zidane fueron los dominadores, pero pagaron un mal momento precisamente después de que el “7” local hubiese abierto el marcador al inicio de la segunda parte. El “7” rojiblanco replicó al instante y luego los suyos jugaron con algo más de comodidad para encadenar su quinta visita liguera consecutiva al Bernabéu sin perder y mantener cuatro puntos de ventaja sobre el actual campeón de Europa.

Con alguna sorpresa más en los onces de las esperadas, como la inclusión de Kovacic por Casemiro junto a Kroos o la de Vitolo por Gabi, el derbi tuvo color local desde el pitido inicial. Los de Zidane pusieron más empeño en el partido y gozaron de las mejores ocasiones, mientras que los de Simeone optaron por esperar ordenados y apenas se asomaron con peligro al área de Keylor Navas en los primeros 45 minutos.

Y es que, pese a jugarse seguir enganchado a alguna opción liguera, los rojiblancos no arriesgaron en exceso y lo fiaron todo a aguantar las embestidas madridistas y a encontrar alguna contra que le valiese. Pero el balón fue casi siempre del actual campeón y eso desconectó sobre todo a Griezmann, poco activo como su equipo, que también sufrió atrás y concedió innumerables saques de esquinas a su rival, no excesivamente fluido, pero superior. La segunda parte no varió en exceso el guión en su inicio y el Atlético lo terminó pagando. Bale encontró vía libre por su banda natural y diseñó un centro perfecto al área. Allí, esperaban Cristiano Ronaldo y su actual estado de gracia para una volea ante la que nada pudo hacer Oblak.

El gol pareció dejar “tocado” al conjunto rojiblanco y Simeone ya manejaba sus primeros cambios para variar el rumbo (Correa y Gabi) y no perdonar una de esas ya casi habituales relajaciones defensivas locales y empatar por medio de Griezmann. Esto también hizo daño al Real Madrid y Keylor Navas evitó el 1-2 con una gran parada a Koke en un inesperado cambio de escenario en muchos niveles, más tras el cambio de Benzema por Cristiano.