Actualizado
miércoles, 26 septiembre 2018
10:03
h
URGENTE

El pleno da un respiro a los barrios “no consolidados”

Medio Ambiente pide más información sobre el proyecto del colegio bilingüe
  • CORPORATIVOS. El salón de plenos del palacio municipal.
    CORPORATIVOS. El salón de plenos del palacio municipal.

La Gerencia Municipal de Urbanismo, presidida por el alcalde, Javier Márquez, y en proceso de disolución, llevo al pleno el levantamiento parcial de las suspensiones que pesan sobre el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), la segunda parte de un acuerdo idéntico que fue aprobado el 26 de mayo de 2017. La medida afecta directamente a los denominados suelos urbanos no consolidados (SUNC), las barriadas de Cerro Molina, La Manseguilla, Tentesón 1, Bellavista y Los Bermejales, ya que les facilita el proceso de regularización, en plena tormenta por la sentencia que, aunque recurrida, tumba el PGOU de la capital y, por lo tanto, complicaba la vida a estos propietarios para emprender un camino hacia la legalización de estos residenciales.

El camino para los SUNC, no obstante, dista de ser sencillo ya que es necesario que se constituyan en junta de compensación y pongan en marcha los proyectos necesarios para la urbanización, creación de equipamientos o accesos antes de que, finalmente, la Administración local pueda recepcionarlos. Recientemente, La Manseguilla emprendió estos trámites, después de mantener una reunión con el máximo responsable municipal, por lo que es probable que el resto de ciudadanos afectados sigan estos pasos. El punto aprobado en el pleno de ayer, eso sí, requiere el visto bueno de la Dirección General de Urbanismo de la Junta. JeC y el PSOE se abstuvieron, ni una fuerza ni otra, están a favor del PGOU vigente. También se aprobó una propuesta para continuar con la tramitación del plan parcial del Suelo Urbano No Programado (SUNP), en la zona de Expansión Norte, donde se prevé un colegio bilingüe. Los socialistas se abstuvieron, como aclaró la concejal África Colomo, al tener constancia de que la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio había solicitado un informe del Consejo Consultivo de Andalucía al respecto. La Alcaldía entiende que no es preciso y, ante la duda, el principal partido de la oposición optó por no votar ni a favor ni en contra. Donde hubo unanimidad fue en el punto de la Gerencia de Urbanismo que da legalidad al estudio para el proyecto de ampliación de la fábrica de cervezas que Heineken tiene en la Carretera de Córdoba. Esta planta, una de las principales del grupo, amplía su producción con la incorporación de una línea de latas.

Como una de las iniciativas estrella del Gobierno local salió adelante la creación de una Oficina de Control de Contratos. Este proyecto, que contará con personal propio y tendrá capacidad de asesorar jurídicamente a los responsables locales tiene encomendada, entre otras misiones, el control de FCC, la adjudicataria de la limpieza y la recogida de basura, en entredicho por las numerosas quejas que genera el servicio. Esta decisión del Gobierno local lleva aparejada la creación de una central de compras y otras acciones, destinadas a tener un mayor control de los gastos. JeC se abstuvo, al dudar de la eficacia de esta oficina y lamentó que no fiscalice la labor de Autobuses Castillo.

Al comienzo de la sesión, María Lorente leyó una declaración en la que se aplaudió la labor que desarrollan los educadores sociales y se reclamó una ley que regule su trabajo.