Actualizado
miércoles, 14 noviembre 2018
20:37
h
URGENTE

El Papa concede la santidad a la madre Teresa

La monja albanesa, premiada con el Nobel de la Paz, canonizada ante miles de fieles por el Papa Francisco
|
05/09/2016
  • FERVOR. Una amplia multitud de fieles se congregó ante la figura del Papa Francisco para la solemne ceremonia.
    FERVOR. Una amplia multitud de fieles se congregó ante la figura del Papa Francisco para la solemne ceremonia.

El Papa arrancó los aplausos de los miles de fieles congregados en la Plaza de San Pedro para asistir a la ceremonia de canonización de la madre Teresa de Calcuta con una frase en su homilía: “Seguiremos llamándola madre de manera espontánea”, aseguró.

Antes, el Pontífice destacó su fuerza al imponer “su voz a los poderosos” de la Tierra, para que reconocieran sus “culpas” ante los “crímenes de la pobreza” creada por ellos mísmos. Francisco recordó, asimismo, que la madre Teresa de Calcuta estuvo “a disposición de todos por medio de la acogida y la defensa de la vida humana, tanto la no nacida como la abandonada y descartada”.

incansable. Francisco valoró la figura de la monja albanesa, que recibió, en 1979, el reconocido Premio Nobel de la Paz, como la “incansable trabajadora de la misericordia” y ha pedido que ayude a los cristianos a comprender que el “único criterio de acción” de la Iglesia debe ser “el amor gratuito, libre de toda ideología y de todo vínculo, sin distinción de lengua, cultura, raza o religión”.

Encabezó la delegación española en la solemne ceremonia la Reina Sofía, que llegó a sus asientos, situados en las primeras filas de la Plaza de San Pedro, a la izquierda del altar, con un vestido blanco y sin mantilla. Antes de comenzar la solemne ceremonia, Doña Sofía saludó a varios representantes de las delegaciones oficiales que también están presentes. La Reina Sofía vistió completamente de blanco gracias a una dispensa papal a la que se acogió para el acto religioso.