Actualizado
jueves, 15 noviembre 2018
19:57
h
URGENTE

El lobo ibérico, llevado a
la extinción en la provincia

El animal sufrió una gran persecución, problemas de endogamia e hibridación
  • ANIMAL. El lobo ibérico destaca por sus ojos amarillos.
    ANIMAL. El lobo ibérico destaca por sus ojos amarillos.

La presencia del lobo ibérico se marchita, cada vez más, en la sierra andaluza. De hecho, Francisco Martín, gerente de Iberus Medio Ambiente, sostiene que esta especie está casi extinta en Andalucía y en Jaén. Una mala noticia para la provincia, ya que esta especie es muy necesaria en el ecossitema, pues se encarga de eliminar los ejemplares enfermos o que tienen problemas de consanguinidad y endogamia. “El lobo como controlador de este tipo de ejemplares que no son aptos para sobrevivir”, apunta el gerente de la empresa.

El lobo se considera prácticamente extinto en Jaén. “Los últimos datos de la Consejería de Medio Ambiente es que no existen ejemplares ni manadas reproductoras desde hace, al menos, cinco o seis años. No hay indicios de su presencia desde hace ya bastantes tiempo”, comenta Martín. Tal es así, que actualmente no se reciben noticias de avistamiento por parte de guardas forestales o agentes de conservación de flora y fauna. “Ahora mismo, la Unión Europea intenta sensibilizar sobre el papel del lobo por si, de alguna manera, de forma natural, el lobo llegase desde el norte de España (que tendría capacidad)”, indica Martín.

Unas de las principales causas que expone como responsable es la presión y persecución que este animal sufrió durante mucho tiempo en la sierra andaluza. “Se mataron muchos ejemplares porque, antes, ganaderos y propietarios de fincas lo consideraban como un competidor y una molestia, ya que atacaba a sus ovejas y a los ciervos. Los consideraban como una especie a eliminar”, dice. Así, su población bajó tanto en número que empezó a presentar problemas de endogamia al solo reproducirse con sus familiares. Además, comenzó una hibridación con perros asilvestrados o de cortijos, perdiendo la raza pura del lobo. “Si no se ha extinguido aún, los pocos ejemplares que hay, no son viables a nivel genético, ni siquiera a corto plazo”, sentencia.