Actualizado
domingo, 11 noviembre 2018
16:49
h
URGENTE

El exconcejal agredido por Bódalo se muestra favorable a su indulto

El Tribunal emite informe positivo y la Fiscalía se opone
  • El 30 de marzo. Andrés Bódalo es conducido por la Policía hasta la cárcel.
    El 30 de marzo. Andrés Bódalo es conducido por la Policía hasta la cárcel.

Andrés Bódalo ha conseguido dar un paso decisivo hacia la concesión del indulto. El exconcejal al que agredió en septiembre de 2012, Juan Ibarra, no se opone a la concesión de la medida de gracia para el sindicalista y, hasta hace unos días, edil de Jaén en Común en el Ayuntamiento de Jaén. Lo hace después de recibir las disculpas de la familia y por razones “estrictamente humanitarias”, tal y como se refleja en el documento al que ha tenido acceso Diario JAÉN. En el mismo sentido se ha manifestado el alcalde de Jódar, José Luis Hidalgo, en nombre del Ayuntamiento del municipio, que ejerció la acusación particular en este caso. “La familia se reunió con nosotros y nos presentó las disculpas de Andrés por los perjuicios que se hubieran podido ocasionar y se las hemos aceptado. A fin de cuentas, es una familia de este pueblo”, razona la máxima autoridad galduriense.

Andrés Bódalo ingresó en prisión el pasado 30 de marzo para cumplir una condena de tres años, seis meses y un día por un delito de atentado a la autoridad, con la agravante de reincidencia. Fue uno de los que agredió a Juan Ibarra durante una concentración de protesta para pedir la eliminación de las peonadas para poder acceder al subsidio agrario. Según la sentencia, dictada en octubre de 2015, varios de los participantes en la concentración arrinconaron contra la pared a Juan Ibarra, entonces teniente de alcalde de Jódar, y lo golpearon con los puños. Entre ellos, estaba Bódalo.

En enero de este año, el Supremo ratificó ese castigo. El Alto Tribunal ni tan siquiera entró a valorar el asunto porque la procuradora del entonces concejal de Jaén en Común presentó el recurso fuera de plazo. Así que la sentencia adquirió firmeza y la Audiencia Provincial puso en marcha el mecanismo para hacerla cumplir. La Sección Segunda concedió a Andrés Bódalo un plazo para que ingresara voluntariamente en prisión. Expiraba el 29 de marzo. No lo hizo y fue detenido por la Policía un día después. Desde entonces, está en prisión.

La Audiencia es partidaria de que la medida de gracia se le aplique de forma parcial

Casi de forma inmediata, la familia comenzó los trámites para pedir el indulto. Remitió una carta al Ministerio de Justicia en la que solicitaba la concesión de la medida de gracia. Desde entonces, se está tramitando un expediente que debe cumplir una serie de requisitos. El primero es que el condenado haya mostrado su arrepentimiento y acredite buena conducta en la cárcel. Una segunda condición para que el indulto tenga visos de prosperar es que la víctima del delito no se oponga. Tanto Juan Ibarra como el Ayuntamiento de Jódar, que ejerció la acusación particular, han dado el visto bueno “por razones humanitarias”.

Hay un tercer factor: el informe favorable del tribunal que dictó la sentencia. También se da en este caso. Y es que la Sección Segunda se muestra “favorable” a la concesión de un indulto parcial para Andrés Bódalo y, de este modo, rebajarle la pena a la mitad: 21 meses de prisión. Los magistrados de la sala recuerdan que los ofendidos han aceptado las disculpas del condenado. Añaden que se ha tenido en cuenta la “levedad” de las lesiones sufridas por Juan Ibarra y la “gravedad de la pena impuesta”. No obstante, el informe de la Audiencia sí que quiere dejar claro que la sentencia no sancionó, “en modo alguno, el derecho de manifestación realizada por un determinado sindicato, sino lisa y llanamente un acto de agresión al teniente de alcalde del Ayuntamiento”.

El cuarto y último requisito que debe acompañar el expediente de indulto es el informe favorable de la Fiscalía. Es la única condición que no se cumple. El Ministerio Público se muestra contrario a que Bódalo se pueda beneficiar de la medida de gracia. Por regla general, el fiscal se opone en todos los casos.

La petición de indulto, impulsada por la familia de Bódalo, está respaldada por casi 13.000 firmas, según el Sindicato Andaluz de Trabajadores.

A partir de ahora, y una vez que el expediente esté concluido, el Ministerio de Justicia lo elevará al Consejo de Ministros, que será el encargado de tomar una decisión. Debe hacerlo antes de un año. Si concede el indulto, se publicará en el BOE. Si lo deniega, solo se comunicará al afectado a través del tribunal que lo condenó. El hecho de que haya que repetir las elecciones y que el Gobierno esté en funciones corre en contra de Andrés Bódalo.

Los detalles

Condena. Andrés Bódalo fue condenado a tres años, seis meses y un día por atentado con la agravante de reincidencia. La Audiencia le impuso el castigo mínimo por este delito, muy dejos de los cinco años y medio solicitados por la Fiscalía.

disculpas. Familiares de Andrés Bódalo, entre los que se encontraba su pareja, mantuvieron hace dos semanas una reunión con el exteniente de alcalde de Jódar, Juan Ibarra, y con el actual alcalde, José Luis Hidalgo. En ella, trasladaron las disculpas de Bódalo por lo sucedido.

el perdón. La víctima de la agresión hizo una comparecencia en el Juzgado de Paz de Jódar para certificar que no se oponía a la concesión del indulto para Andrés Bódalo. Lo hizo por razones “estrictamente humanitarias”. El Ayuntamiento de Jódar también se mostró favorable a la medida de gracia.

Firmas. La petición de indulto impulsada por la familia cuenta con el respaldo de casi 13.000 firmas de apoyo, tal y como confirman fuentes del Sindicato Andaluz de Trabajadores.