Actualizado
jueves, 15 noviembre 2018
19:57
h
URGENTE

El cierre del Cementerio de San Eufrasio, ante el juez

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica denunciará al Ayuntamiento si el recinto no abre hoy
Ver comentarios
  • HONRAS. Una mujer reza ante un nicho del cementerio.
    HONRAS. Una mujer reza ante un nicho del cementerio.

Es el único Ayuntamiento de España que tiene un cementerio cerrado y eso que hay 1.500 trabajadores. Esto no puede ser”, deja claro Miguel Ángel Valdivia, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en la provincia jiennense. Deja claro que a la entidad que representa ya no le valen las excusas municipales que aseguran que el problema para abrir estas instalaciones municipales se debe a una cuestión de personal. Relata que, a diario, acude al camposanto para comprobar si está clausurado o no y que la puerta no se abre desde el 29 de mayo. “Si hoy no cambia la situación, acudiremos al juzgado para denunciar lo que sucede”, anuncia.

“Ha venido gente de Madrid y de otros sitios para visitar a sus seres queridos o para hacerse una foto junto a su nombre, en el monumento dedicado a los represaliados”, argumenta Valdivia, que recuerda que hace hincapié en que se trata de un Lugar para la Memoria Histórica de Andalucía, pero que, más allá de eso, allí reposan los restos mortales de muchos jiennenses que no pueden ir a honrar a sus difuntos. “La propia Iglesia debería de estar interesada, porque allí fueron enterrados muchos curas y monjas”, sostiene Valdivia.

El Gobierno local explicó que la imposibilidad de abrir el cementerio radica en una baja de personal, una cuestión que se tenía previsto solventar lo antes posible. El Cementerio de San Eufrasio, que tiene la catalogación de Bien de Interés Cultural, por sus valores arquitectónicos, como ejemplo de la arquitectura del XIX, fue elegido para el reposo eterno por ilustres personajes de la historia local. Sin embargo, su estado es lamentable, con problemas estructurales y zonas de nichos que, literalmente, no existen. Hispania Nostra, colectivo que se dedica a la defensa del patrimonio español, lo incluyó en su Lista Roja por su evidente y preocupante deterioro.