Actualizado
domingo, 23 septiembre 2018
14:34
h
URGENTE

El Barcelona no tiene rival y conquista su duodécima Supercopa

Arda Turan y Leo Messi lideran el claro triunfo (3-0)
|
18/08/2016
  • Arda Turan marca el primer tanto del FC Barcelona ante el Sevilla.
    Arda Turan marca el primer tanto del FC Barcelona ante el Sevilla.

El FC Barcelona ha ganado la Supercopa de España, la duodécima de su historia, al superar con autoridad y solvencia a un Sevilla FC (3-0) que apenas apareció por el Camp Nou tímidamente en la primera parte y que sucumbió ante la magia de Leo Messi y Arda Turan y la efectividad de unos blaugranas que no titubearon pese al 0-2 de la ida. La ventaja del Sánchez Pizjuán daba cierta tranquilidad a los blaugranas y obligaba al renovado y mermado Sevilla de Jorge Sampaoli a darlo todo en busca de la remontada, que no llegó. No tuvo puntería el equipo hispalense en las contadas ocasiones en que se acercó a la portería de Claudio Bravo, que incluso detuvo un penalti por manos de Samuel Umtiti. No le salió nada a un Sevilla que pese a una táctica sorprendente e innovadora, con mucha presencia por los carriles y tres centrales atrás, se vio hundido al no poder desplegarse con criterio y atrapado en una telaraña táctica todavía poco trabajada. Así, el Barça se apoderó del balón, tuvo acierto de cara al gol y en diez minutos puso su nombre en el trofeo. La magia de Arda Turan, que vivió en el ostracismo la temporada pasada al no poder jugar seis meses y no tener fortuna en el tramo final de temporada, salió a relucir. El turco brilló tanto al marcar por partida doble, primero aprovechando con un disparo cruzado con la zurda una buena asistencia de Leo Messi y después con un golazo al disparar desde lejos un balón que se encontró tras un mal pase del rival. Junto al turco estuvo llevando las riendas del equipo Leo Messi, asistente y goleador mostrando ya, pese a ser el segundo partido oficial de la temporada, que su hambre de títulos sigue intacta y que su mutación hacia un jugador completo tanto en el remate como en el pase final está ya casi completada. La asociación tuvo un invitado en André Gomes, titular, al que se le vio muy cómodo junto a ellos y dejando detalles en pases entre líneas con mucho ‘ADN’ blaugrana. El 1-0 al descanso dejó todo sentenciado, pero el Barça no se detuvo ni dejó de buscar la portería rival, intentando ensamblar las piezas para el inicio de la Liga. De hecho, Messi se sumó a la fiesta con el primer gol de la temporada. André Gomes se la puso a Lucas Digne, quien se confirmó como dura competencia para Jordi Alba con un centro colgado que remató de cabeza Messi en el segundo palo, llegando en carrera por encima de Mercado, para enviarla al palo largo de Rico que aunque se tiró no llegó. No contento con ese gol a punto estuvo de anotarse el doblete al final del partido, ya en el descuento, con un disparo roscado ante el que Rico suspiró para esperar que no entrara al ver que su estirada era insuficiente. Pero sí fue suficiente el 3-0 que, sumado al resultado de la ida, deja un 5-0 global para un Barça que es supercampeón de España y se relamió las heridas de la última edición, cuando perdió por 5-1 ante el Athletic Club. A este Barça de Luis Enrique ya no le falta ningún título.