Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
19:52
h
URGENTE

Dioramas para recrear
las escenas de los “funkos”

El linarense Miguel Ángel Romero realiza una línea de diseños únicos en Jaén
Ver comentarios

Las musas llamaron un día a su puerta, les abrió y, desde entonces, no se han vuelto a ir. Con ellas convive, cada día, Miguel Ángel Romero, un joven linarense cuya pasión es crear sobre la base de la originalidad y el afán por el detalle. Mientras realizaba sus estudios en la Escuela de Arte José Nogué de Jaén, el ilustrador se dio cuenta de que su verdadera pasión era la creación de personajes, trabajo que desempeñó para varios encargos profesionales. Ilustró algunas novelas, juegos de mesa y, después, le llegó el turno a los dioramas, escenarios temáticos en miniatura que se convirtieron en una pasión que Romero explota desde hace unos meses.

“Hice los primeros por curiosidad, para ver cómo salían. Los usé para regalárselos a algunos amigos y familiares. Vi que gustaron mucho. Seguí con ellos y noté que en redes sociales tuvieron una gran repercusión, por lo que me lo tomé más en serio y, desde entonces, no lo he dejado. Me apasiona este mundillo. Es fascinante”, comentó emocionado el linarense.

Su historia tiene mucho que ver con los funkos —pequeñas figuras de gran cabeza que imitan a personajes reales y de ficción— que protagonizan estas maquetas que él monta a su alrededor. “La compañía que los comercializa fue fundada por Mike Becker, quien le regaló unos cuantos al dueño de una tienda para ver si se vendían. ¡Y se agotaron enseguida! El tendero le pidió más y él, poco a poco, fue creando nuevos modelos”, recordó el ilustrador. Así, Funko se convirtió en una empresa estadounidense de reconocido prestigio mundial y que registra grandes cifras en sus ventas. Romero se inspiró en esta historia para crear los complementos de estos personajes que, desde su punto de vista, a los amantes de este arte conquistan tanto. El interior de la nave de Star Wars, una escena de Jurassi Park, un fotograma de Harry Potter y hasta el plató de The Gig Band Theory son algunas de sus muestras, unos diseños que están haciéndose virales en internet y que, cada vez, están más demandados. “Para mí es una afición. Muchos me escriben para hacerme encargos. Pido las piezas que necesito y creo los modelos. Depende de su complejidad, puedo tardar más o menos. En ello influye también el precio final, en función de los materiales usados. Gracias a Instagram o Facebook me voy dando a conocer y mi intención es crear un canal de Youtube para ir contándole a todos mis seguidores cómo se hacen, paso a paso, estos dioramas”, detalló el linarense, que encontró en este complemento una manera de trabajar y divertirse haciendo lo que más le gusta.

“Tinto Romero” es su pseudónimo, una manera de encontrarle en internet para ver sus diseños y disfrutar de su arte. “Me gustaría dedicarme profesionalmente a esto. Es una pasión. Desde que volví de vacaciones, recibí muchos encargos. Sigo a usuarios que también hacen lo mismo que yo, y aprendo, cada día, de ellos”, concluyó Romero.