Actualizado
domingo, 19 agosto 2018
11:40
h
URGENTE

“Diez jornales de aceituna” por mofarse del Cristo Despojado

Daniel Serrano tendrá que pagar 480 euros por publicar un fotomontaje de Jesús con su cara
Ver comentarios

Daniel Serrano salió del Juzgado de lo Penal negando con la cabeza. Este joven de la capital acababa de reconocerse autor de un delito contra los sentimientos religiosos. Publicó en su perfil de una red social un fotomontaje en la que “fundió” una imagen de Jesús Despojado, de la Hermandad de La Amargura de Jaén, con una fotografía de su propia cara, con un “piercing” en la nariz incluido. Por ello, tendrá que hacer frente una multa de 480 euros: “No sé cómo la voy a pagar”, dice con cierto aire de resignación, mientras se coloca la gorra con una imagen del “Ché Guevara”. Con 24 años, acaba de empezar a trabajar en la aceituna, donde lo llamaron hace unos días para una sustitución: “El juicio me va a costar diez jornales de aceituna. Está claro que no lo volvería a hacer, pero me sigue pareciendo una barbaridad”. Daniel Serrano asegura que reconoció los hechos por consejo de su abogada: “Me dijo que era lo mejor, que si no lo hacía podía ser condenado a pagar mucho más dinero. Decidí no arriesgarme”, explica. Y añade: “Sigo diciendo que, en ningún momento, tuve intención de ofender a nadie”.

El caso, destapado por Diario JAÉN en su edición del 31 de mayo de 2017, ha levantado un enorme polvareda social. Y es que son muchas voces las que han cuestionado si Daniel publicó el fotomontaje del Cristo Despojado amparado por el derecho a la libertad de expresión. La Justicia, al menos la terrenal, estima que no es así y considera que los hechos son constitutivos de un delito contra los sentimientos religiosos. En concreto, y tal y como se relata en la sentencia, difundió ese montaje “con manifiesto desprecio y mofa hacia la cofradía”. “Realizó una vergonzosa manipulación del rostro de la imagen, haciendo figurar en ella su propia cara y fotografía. La difusión fue un escarnio”, aclara la resolución judicial. Inicialmente, la Fiscalía solicitaba una condena de 2.160 euros, aunque finalmente, y en virtud que el acusado admitió su culpa, se le rebajó el castigo a 480 euros.

Hay que recordar que fue la Hermandad de La Amargura de Jaén la que presentó la denuncia después de que algunos de los miembros de la hermandad detectaron en la red social “Instagram” la fotografía de la discordia. Llegaron a requerir a Daniel hasta en dos ocasiones para que la retirara. Como hizo caso omiso, decidieron acudir a los tribunales. Además de la imagen manipulada, el acusado incluyó el siguiente mensaje de texto: “Sobran las palabras, la cara lo dice todo, makiaveli soy tu dios”. En este punto, el ya condenado volvió a hacer hincapié en que esa frase no es ofensiva. “Me gusta el rap y lo único que quería es homenajear a un famoso rapero que falleció”, argumentó. Se refiere a Tupar Shakur, Makaveli, un conocido intérprete de este género que consiguió un “Grammy” y que falleció hace 27 años en Las Vegas.

Lo que ahora preocupa a Daniel es cómo pagar la multa en los plazos que le ha dado el Juzgado de lo Penal: “No tengo nada ahorrado y tan solo me quedan dos o tres días de aceituna. Cuando termine, volveré al paro”, concluye. Vuelve a ponerse su gorra y se marcha a casa, donde vive con sus padres.