Actualizado
miércoles, 19 septiembre 2018
21:24
h
URGENTE
  • VACÍO. Reyes Chamorro preside el pleno, en una ausencia del alcalde.
    VACÍO. Reyes Chamorro preside el pleno, en una ausencia del alcalde.

La concejal de Servicios Técnicos Municipales, Patrimonio, Imefe y Nuevas Tecnologías, Rosa Cárdenas, puso un ejemplo muy claro para justificar una de las medidas aprobadas por el pleno de la Corporación Municipal. “Es como si apruebas el desalojo de alguien que está en tu casa sin tu permiso”, aclaró a este periódico. La acción impulsada por el Gobierno local, que contó con el respaldo de todos los concejales consiste en la puesta en marcha de un expediente de oficio para el desalojo definitivo de las dos canteras que existen en terrenos municipales, la de la Fuente la Peña, sin actividad por decisión del empresario, y La Imora, en esta última, sí hay trabajadores. El acuerdo plenario supone el fin de un proceso administrativo, que se puso en marcha a finales del año pasado con un decreto del alcalde, Javier Márquez, y que, como aclaró la edil, faculta a la Administración local para tomar cuantas medidas estime oportunas, dentro de la legalidad, para hacer cumplir esta orden municipal.

En paralelo al expediente, hay en marcha dos procesos judiciales, uno relativo a la cantera de la Fuente de la Peña, con 8 personas investigadas ya, que se abrió a instancias de “Iniciativas, andamios para las ideas”, que acudió a la Fiscalía. Hay otra causa sobre la mina a cielo abierto de La Imora, en la que están personados Ecologistas en Acción y el Ayuntamiento. Se investiga la rotura de los precintos colocados para volver a trabajar en una explotación que clausuró la Administración local y los daños al entorno.

Además de este punto, que se incluyó a última hora, y una extensa relación de reconocimientos extrajudiciales de crédito incluidos en el orden del día, salió adelante la liquidación del presupuesto municipal de 2017. El PSOE advirtió al alcalde que el balance de las cuentas es de cero inversiones y una deuda acumulada que ronda los 700 millones de euros. El portavoz socialista, Manuel Fernández, juzgó que el PP no puede vanagloriarse de estos resultados que esconden un déficit que se alarga y pasa de corto a largo plazo, pero no se ha reducido. “Eso no puede significar nunca que el Ayuntamiento esté mejor, simplemente hemos parado para tomar aire, un leve respiro de liquidez”, argumentó.

Inversiones y personal. El PSOE trató, sin éxito, de que se aprobara una moción en la que reclama que se duplique la inversión para el mantenimiento de colegios, con una inversión anual de un millón de euros. La propuesta, defendida por María Isabel Lorite, en aras a una situación general que consideró muy preocupante en los centros educativos, sirvió para que el PP reprochara a los socialistas la falta de inversiones de la Junta y el escaso gasto en esta materia durante la etapa en la que estuvieron al frente del Gobierno local, junto a IU, entre 2007 y 2011. Se quedó también en nada la iniciativa del principal partido de la oposición para racionalizar la plantilla. El concejal del PP, Miguel Contreras, propuso una enmienda para acometer este proceso, conformes a unos informes que se presentarán antes de finales de junio, que fue rechazada. Los votos populares y del concejal no adscrito Iván Martínez sirvieron para reclamar a la Junta de Andalucía la cesión de suelo para la construcción, a través de convenio de colaboración con Sociedad Municipal de Vivienda, de viviendas sociales en régimen de alquiler. Víctor Santiago, por su parte, impulsó otra propuesta para mejorar la seguridad en los parques del Bulevar.