Actualizado
martes, 25 septiembre 2018
19:32
h
URGENTE

Cuando los sueños son una bella realidad

Rafa Botello, un atleta paralímpico con raíces de Arquillos

Times Square no es más grande que Arquillos. My Mama city! ”. Con esa sugerente frase vive Rafael Botello Jiménez los días previos a su participación en la Maratón de Nueva York, una de las pruebas más importantes del mundo. ¿Por qué se refiere al municipio jiennense y que relación tiene? Luisa Jiménez, su madre, es de Arquillos y el atleta paralímpico no renuncia a sus raíces, pese a que nació en Vic (Barcelona) hace 38 años. Botello es una persona optimista y su eslogan es “los sueños no se cumplen, se entrenan”. De esta forma, Rafael Botello, que en 2002 sufrió un accidente con la bicicleta y se quedó parapléjico con lesiones en la espina dorsal, se ha convertido es uno de los deportistas discapacitados con mejor palmares. Su humildad queda reflejada en las ganas que desea de progresar en cada competición en la que toma parte, pese a que su estadística está marcada por la brillantez: ha corrido 110 maratones en catorce años, ha visitado 29 países y ha estado presente en dos Juegos Paralímpicos, en Pekín 2008 y Londres 2012. “La felicidad no la da caminar. A mí la silla de ruedas no me impide hacer nada, al revés, me ha dado la oportunidad de hacer todo lo que no hacía antes”, declaró en una de sus últimas entrevistas antes de viajar a Estados Unidos. Esa frase sirve de ejemplo para las personas con discapacidad que empiezan a practicar deporte. Visita Arquillos cada vez que lo permite su agenda de entrenamientos y torneos. “Lo hago tres veces al año y la última vez fue en verano. Es un municipio acogedor y me quedo con el trato humano de sus gentes. Ese calor te estimula para mejorar en el futuro”, comenta. Ahora solo piensa en el Maratón de Nueva York, que se correrá el próximo domingo. Desde primeros de semana se encuentra en la ciudad y combina los entrenamientos con visitas a los sitios más representativos de la urbe. En una de ellas lució una camiseta con la imagen de la hermandad de San Antón, originaria del municipio arquillero.