Actualizado
martes, 13 noviembre 2018
20:52
h
URGENTE

La plataforma ciudadana “Todos a una por Linares” convoca una nueva manifestación para la próxima primavera. En esta línea, aún no han escogido la fecha, que la comunicarán el 4 de abril. Así, la plataforma quiere “exigir que se cumplan los acuerdos firmados el pasado 14 de diciembre y pedir que se acometan las infraestructuras previstas desde hace años sin que se mueran en el tiempo”. En una nota de prensa, la Portavocía de “Todos a una por Linares” manifiesta: “Hay que reclamar la puesta en marcha definitiva del Plan Linares Futuro y la urgente reindustrialización de la ciudad”. Además, la plataforma quiere demandar la “inmediata rehabilitación y puesta en valor del Parque Empresarial Santana, y demostrar a los políticos de una vez por todas que Linares no se rinde”.

“Hemos abandonado la apatía y la desgana a la que nos abocaron las decisiones políticas. Volveremos a ser una sola voz pidiendo la oportunidad que nos merecemos”, aseguran con vehemencia desde “Todos a una por Linares”, una plataforma que considera que los últimos asuntos que se produjeron en la esfera política, como por ejemplo la presentación de un informe para solicitar la Inversión Territorial Integrada (ITI), no son más que una manera de “adormecer a la ciudadanía con migajas que van soltando a golpe de campaña electoral, utilizando medias verdades y datos interesados y sesgados de la realidad”.

“Es muy evidente el deterioro general que sufre la provincia de Jaén, y especialmente nuestra ciudad por culpa de la ineficacia y la mala gestión de todas las administraciones, por lo que hacemos un nuevo y más fuerte llamamiento a la ciudadanía para que se movilice por el presente, pero sobre todo por el futuro de nuestra tierra e hijos”, aseveran desde la plataforma, que ofrecen una serie de motivos por los que “Linares se echará de nuevo a la calle en primavera”. “Esta ciudad no sacó a 40.000 almas a la calle el 14 de septiembre para que intenten ahora taparnos la boca con café para todos, nos lo hemos ganado a pulso”, creen desde un colectivo que no “consentirá que los tilden de catastrofistas o pesimistas”.