Actualizado
miércoles, 19 septiembre 2018
11:56
h
URGENTE

Celebración muy familiar que sirve para reforzar lazos

El municipio del área metropolitana de la capital disfruta, de los actos de la patrona, la Virgen del Rosario

Fuerte del Rey se llena de visitantes en pleno verano con motivo de las celebraciones en honor de la patrona, la Virgen del Rosario. El carácter acogedor de los vecinos hace que emigrantes y personas de otros municipios se sientan como en casa. Las celebraciones, que comenzaron el viernes y concluirán mañana, viven hoy su jornada principal, con la procesión.

El ambiente estuvo muy presente en la víspera. Después de una ofrenda floral y el rezo del ángelus en la parroquia, comenzaron actividades de clara índole lúdica. Desde las doce y media del mediodía las reinas, las damas de honor y los místeres de las fiestas lanzaron juguetes y golosinas a los más pequeños, congregados justo debajo del balcón del Ayuntamiento. Hacia las siete menos cuarto de la tarde partió la comitiva de gigantes y cabezudos, acompañada de la banda del Mere y varias peñas locales. Estos últimos colectivos se congregaron luego en la Plaza de la Constitución, donde el Ayuntamiento las obsequió con jamones o dinero. Hubo sangría para los todos los presentes. Desde las ocho, la iglesia albergó una concurrida eucaristía. La noche contó con un aliciente especial, la verbena protagonizada por las orquestas Arrayán y Fénix. Ya de madrugada, DJ Melli actuó en la caseta de la juventud.

A las ocho de esta tarde, la patrona sale hasta la plaza contigua al templo para la eucaristía en su honor, amenizada por el coro Aroma de Primavera. Después comienza el desfile, en el que Nuestra Señora del Rosario está arropada por responsables cofrades, políticos y eclesiásticos. La banda Maestro Flores, de Marmolejo, interpreta bandas en el recorrido. Por la mañana se espera un concurso de tirachinas, tiro con arco, aros y juegos tradicionales en la Plaza de la Constitución. Las actuaciones de las orquestas Florida y Farándula cierra la jornada.

Para mañana, paella, actividades infantiles, una verbena y, para acabar, un espectáculo de fuegos artificiales musicales.