Actualizado
lunes, 24 septiembre 2018
20:54
h
URGENTE

Beas se recupera del susto

Cuenta atrás para volver a la normalidad ante el comienzo de la feria

El refranero augura que después de la tormenta viene la calma y, junto con la normalidad, es lo que más desean los vecinos de Beas de Segura. Dejar atrás las muestras de agua y barro, la retirada de piedras y pintar las secuelas son, de momento, los primeros pasos del vecindario. Paralelamente, el Ayuntamiento beadense se afana en las tareas de limpieza de las zonas públicas con un nutrido grupo de trabajadores, apoyados por miembros del Plan Infoca. El próximo sábado comienza la feria en honor de la patrona, la Virgen de la Paz, y con la fiesta se quieren olvidar los malos ratos, aunque muchos vecinos, con las pérdidas económicas ocasionadas por la tormenta del domingo, los días de diversión no serán lo mismo. La empresa eléctrica Endesa, en la zona del Paseo de la Constitución, ya tiene reparados los problemas de luz con el transformado soterrado y retiró el grupo electrógeno. La Oficina Municipal de Información al Consumidor también ha recibido las primeras valoraciones, partes y declaraciones de daños de los afectados.

Por otro lado, ayer, segundo día después de los hechos, la delegada del Gobierno, Ana Cobo, visitó Beas de Segura para conocer de primera mano los daños causados por la fuerte tormenta que, al filo de las once de la noche y por espacio de casi una hora, cayó el domingo. La delegada estuvo acompañada por el delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Juan Eugenio Ortega, y por la alcaldesa en funciones, Mercedes Soria. Igualmente hizo acto de presencia en la zona afectada, el coordinador provincial de Emergencias 112-Andalucía, Manuel Garrido, y el director de Centro Operativo Provincial del Plan Infoca, David Bueno. La Junta de Andalucía, en palabras de Ana Cobo, plantea al Ayuntamiento varias posibilidades. La que más fuerza cobra es una línea de ayudas que el Gobierno andaluz destina para dar cobertura a edificios urbanos y enseres de titularidad municipal dañados por eventos generadores de situaciones de emergencia o catástrofe.

La tormenta generó alarma entre la población y, de forma inmediata, tuvo que intervenir el servicio de Emergencias 112 Andalucía, que atendió una veintena de incidencias relacionadas con las lluvias caídas en la provincia de Jaén, la mayoría ubicadas en esta zona de la Sierra de Segura. Los servicios sanitarios atendieron a tres personas, entre ellos un varón de 83 años que precisó traslado al Centro de Alta Resolución Sierra de Segura. En el Centro de Salud de Beas de Segura también precisaron asistencia, por diversos motivos, una mujer de 66 años, e igualmente un hombre de 39 años.

Por otro lado, las reacciones políticas también se dejaron notar. El presidente provincial del Partido Popular, Juan Diego Requena, tampoco se olvidó de la brutal tormenta caída en Beas de Segura en un comunicado: “Hemos vivido con mucha preocupación la tromba de agua que ha convertido las calles en auténticos ríos”. El Partido Popular ya ha anunciado que solicitará para el municipio beatense la declaración de zona catastrófica: “Ha habido numerosos destrozos tanto en calles, garajes, comercios y viviendas como vehículos que eran arrastrados por la fuerte corriente”.

En cuanto a las carreteras, el Centro de Conservación de Carreteras del área Norte reabrió al tráfico las más afectadas por el arrastre de barro y piedras, la A-6202 y la A-6301.