Actualizado
jueves, 15 noviembre 2018
19:57
h
URGENTE

Baños de la Encina vive la época andalusí

Carismáticos personajes, mercado y visitas teatralizadas en el castillo animan la villa el fin de semana

Baños de la Encina se convirtió, hace trece años, en uno de los primeros municipios jiennenses en promover una fiesta de la Edad Media. Así lo explicó José María Valle, responsable de la Oficina de Turismo, quien resaltó que, en 2003, nació la Noche Andalusí de la Rosa, una iniciativa que comenzó sin apenas recursos y que con el paso del tiempo se ha consolidado.

La fiesta comenzó el viernes con un pasacalles. Hubo dos grupos de animación y no faltaron zancudos, malabaristas, acróbatas o exhibiciones de danza oriental para animar a la gente “a bajar a la plaza”. Tras el bando de apertura, se realizó la entrega de la rosa. “Esta flor es un símbolo de paz que se da a cuatro damas. Simboliza la paz entre moros y cristianos, tras la conquista de la aldea de Baños por estos últimos y después de años de lucha, en el siglo XIII”, subrayó Valle. El ambiente siguió en el mercado de artesanos y las tabernas. “Hay puestos muy variados, con objetos de barro, tocados o complementos. También participan tiendas locales”, expresó, y resaltó que la asociación de mujeres bañusca también ofrece comida tradicional de la zona, lo que es un éxito. “También se ha contado con puestos de cuernos de ciervo, con lo que se hacen artículos como pendientes y llaveros, y bares adaptados a la época”, prosiguió.

Asimismo, desde la Oficina de Turismo se celebraron visitas teatralizadas nocturnas al interior del castillo y por primera vez se pudo subir a la torre del homenaje. “Desde allí vemos todo el encanto que tiene el municipio”, dijo. De igual modo, ayer por la mañana hubo otras actividades, como el taller de cerámica para los niños, la cetrería y una propuesta gastronómica que consistió en la invitación a un “cucharro”, es decir, pan con aceite, tomate y bacalao. A la fiesta acudió el vicepresidente de la Diputación, Manuel Fernández, que destacó el ambiente medieval que se vive en el municipio.