Actualizado
jueves, 20 septiembre 2018
20:37
h
URGENTE

Aumenta la aportación que se dirige a los más desfavorecidos

La hermandad recauda casi cuatro mil euros para fines sociales y caritativos
  • CARIDAD. Manuel Gámez, a la derecha, hace entrega de seiscientos euros a la parroquia de San Francisco de Asís.
    CARIDAD. Manuel Gámez, a la derecha, hace entrega de seiscientos euros a la parroquia de San Francisco de Asís.

La cantidad que la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno destina para obras de caridad aumentó de manera notable. “Este año hemos incrementado el importe hasta cuatro mil euros”, dice Manuel Gámez, responsable de la vocalía de Caridad y Convivencia de la hermandad. De esta forma, destinan el 30% de los beneficios del ejercicio, un montante que supone el 25% de las cuotas de hermanos. El dinero, exactamente, 3.946,66 euros que la cofradía dedica a tales obras supone que se triplique la cuantía que establecen los estatutos de la misma, un logro que responde, en palabras de Gámez, al “trabajo y esfuerzo que durante el año realiza la hermandad en todas las actividades en las que participa”, lo que permite “aumentar la aportación destinada a las parroquias para ayudar a los más necesitados”.

La parroquia de San Francisco de Asís, situada, en la plaza homónima, recibió 600 euros de la mano de la cofradía, la misma cantidad que se destinó para la iglesia de Santa Bárbara, mientras que la de la Santa Cruz recibió 300. A todo esto, hay que sumar la labor de voluntariado que realiza la hermandad, así como el desarrollo de un amplio catálogo de actividades que se enmarcan en el programa denominado “Cirineo”, como por ejemplo, en palabras de Gámez, “el aula de formación para el empleo de Cáritas Diocesana, que se ubicará en la parroquia de Santa Bárbara”, a la que la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno “aportará su ayuda, colaboración, experiencia y formación para facilitar las herramientas necesarias para la búsqueda de empleo en aquellas familias carentes de medios y para personas en riesgo de exclusión social por no encontrar trabajo”.

“Continuaremos con el proyecto social que comenzamos hace dos navidades y dedicaremos parte de nuestro tiempo a los chicos del centro Zaytum”, comenta el responsable sobre la tradicional salida para ver el alumbrado de Navidad. Además, anuncia que, el miércoles, se celebrará “la excursión en el trenecito navideño”, así como el reparto de regalos que donan desde la hermandad, que celebran por tercer año consecutivo, y que los Reyes Magos Nazarenos entregaron a los “niños grandes” de la residencia Zaytum. Además, Manuel Gámez agradece enormemente la colaboración de los voluntarios en todas las acciones que realizan a lo largo de todo el año. “Tanto en las nuevas actividades con las parroquias, como en las de Zaytum, la experiencia que vivimos cada año es enriquecedora”, confiesa el vocal de Caridad.

Este gesto toma un matiz especial al coincidir con las fiestas navideñas. “En este tiempo en el que los cristianos celebramos el nacimiento de Jesucristo es muy importante nuestra generosidad con los más necesitados, así como la atención a los desfavorecidos. Es tiempo de darnos más”, afirma el responsable, que agradece a “todos los linarenses en general y, especialmente, a los hermanos” de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno por “su inestimable ayuda”.