Actualizado
martes, 13 noviembre 2018
21:49
h
URGENTE

Alejandro Valverde es eterno

El murciano logra su segunda etapa tras sobrepasar a Peter Sagan en un final con trampa
|
02/09/2018

Nuevo final típico de La Vuelta el que se vivió en Almadén. Últimas cinco kilómetros que picaban hacia arriba constantemente y donde el altísimo ritmo de los Lotto-Jumbo impidió que los principales velocistas pudieran disputar la victoria. En este escenario fue el más listo, un veterano del pelotón ducho en estas lides, el murciano Alejandro Valverde (Movistar), quien impuso su gran punta de velocidad cuando la carretera pica hacia arriba, sobrepasando al campeón del mundo, Peter Sagan (Bora), al que se le hizo largo el esprint.

La octava etapa de la ronda española partió de Linares, en la segunda jornada en tierras jiennenses de esta Vuelta, con 195 kilómetros por delante en los que la carrera atravesó las provincias de Jaén y Córdoba para finalizar en el Parque Minero de Almadén. Las dos primeras horas de carera transcurrieron por Mengíbar, Cazalilla, Villanueva de la Reina, Lahiguera, Andújar y Marmolejo, antes de cruzar a tierras cordobesas y superar la única dificultad montañosa de la etapa, el Alto de Españares, de tercera categoría. La mala noticia de la jornada la protagonizó el neerlandés Maurits Lammertink (Katusha-Alpecin), que no pudo tomar la salida por los dolores abdominales que arrastraba de una caída en días anteriores, convirtiéndose en el primer abandono de esta edición de La Vuelta.

La diferencia con los primeros fugados, después de superar los 12 minutos, comenzó a decrecer paulatinamente. El pelotón transmitía en todo momento la sensación de tener la carrera controlada, y así se demostró más tarde.

A 600 metros de la meta, tras tomar una rotonda que anunciaba el cambio de carretera, los ciclistas afrontaron las rampas más duras del final de etapa, momento que aprovechó Iván García Cortina (Bahrain-Merida) para demarrar y abrir unos metros de ventaja. Fue insuficiente el empuje del joven asturiano, que a 100 metros de meta era superado por un Peter Sagan que esperó para lanzar su bicicleta en buscar de la línea de llegada y su primera victoria parcial en esta Vuelta.

El tricampeón del mundo afrontaba los últimos metros con una ventaja que parecía suficiente, pero fue entonces cuando Valverde, que se encontraba agazapado en el seno del pelotón, se puso de pie, demarró en uno de sus habituales ataques y superó al eslovaco con una facilidad pasmosa.

“Estoy bien, pero me ha sorprendido”
idcon=13474907;order=14

El ciclista español Alejandro Valverde (Movistar Team) afirmó que él está “bien”, pero que igualmente se ha visto “sorprendido” por ganar la octava etapa de la Vuelta a España, con salida en Linares (Jaén) y llegada en Almadén (Ciudad Real). “La verdad es que sí me he sorprendido a mí mismo. Me habían dicho que era muy duro y que ‘atentos, que os pueden picar hasta tiempo’. Y yo digo ‘no voy a disputar la etapa, voy a limitarme a no perder tiempo’. Y mira, le he cogido la rueda a Sagan; he podido ir a su rueda, a su rueda, y luego remontarlo. Yo sé que estoy bien, pero me ha sorprendido”, reiteró Valverde ante los micrófonos de Teledeporte. “Creo que vamos muy bien, llevamos dos victorias de etapa en esta Vuelta. Está saliendo todo bien; es cierto que queda muchísimo, pero no nos vamos a quejar, está saliendo todo a pedir de boca. Mañana es ya etapa de montaña... montaña, montaña. Ahí realmente se va a ver quién puede optar al podio”, comentó.