Actualizado
miércoles, 20 marzo 2019
20:03
h
URGENTE

Al final, tendrá que venir el lobo

El 58% de los jabalíes de Sierra Morena tienen tuberculosis, lo que conlleva un riesgo para el ecosistema y daños en la cabaña ganadera
Ver comentarios
|
07/02/2019
  • EN EXPANSIÓN. El lobo ibérico es un animal que siempre estuvo vinculado a la provincia jiennense.
    EN EXPANSIÓN. El lobo ibérico es un animal que siempre estuvo vinculado a la provincia jiennense.

El lobo siempre será malo si el cuento lo narra Caperucita. En cambio, cada vez existen más evidencias de que un animal que vivió siempre en Sierra Morena resulta totalmente necesario si se quiere mantener un ecosistema sano y libre de vicios que, al final, acaben por destruirlo. El estudio “Aspectos esenciales del lobo y su gestión”, que se enmarca dentro de las acciones de comunicación y divulgación del Life “El lobo en Andalucía: cambiando actitudes” revela que la presencia del lobo podría reducir la alta tasa de tuberculosis en la cabra montés, ciervos, corzos, gamos, jabalíes y muflones. Además, lo hace con unos datos realmente sorprendentes. La mayoría de los jabalíes que hay en el campo tienen enfermedades, lo que constituye un importante riesgo para el ganado y la población.

De hecho, los datos del Programa de Vigilancia Epidemiológica de la Fauna Silvestre en Andalucía (PVE) recogidos en la publicación indican que el porcentaje de muestras positivas con tuberculosis en fincas de Sierra Morena de Córdoba y Jaén es del 15,5% entre los cérvidos y del 57,8% del jabalí, siendo la proporción de animales positivos a salmonelosis y aujeszky del 81,8 y 38%, respectivamente. Además, a esta realidad se une la tremenda sobrepoblación de jabalíes, lo que es directamente proporcional a los daños en los cultivos e, incluso, al incremento de los accidentes de tráfico. De hecho, la propia Consejería de Medio Ambiente activó una alerta que permite cazar al jabalí en condiciones especiales y fuera de la veda en Alcalá la Real, Alcaudete, Andújar, Arjona, Castellar, Castillo de Locubín, Chiclana de Segura, Frailes, Lopera, Marmolejo, Montizón, Porcuna, Navas de San Juan, Santisteban del Puerto, Sorihuela de Guadalimar, Valdepeñas de Jaén y Villanueva de la Reina. Se debe a que existe una tremenda población que pone en riesgo el ecosistema.

Precisamente, el proyecto Life “El lobo en Andalucía: cambiando actitudes” deja claro que el ecosistema jiennense comienza a necesitar al lobo. No hay que olvidar que esta siempre ha sido su casa. Indica que los lobos se centran en las presas más vulnerables, aquellas que pueden cazar con menor esfuerzo como los individuos enfermos, lo que permitiría reducir la transmisión de estas enfermedades.

Hace unos meses, ganaderos de toros de lidia jiennenses hicieron un frente común para pedir control a la tuberculosis en los animales salvajes y unas medidas menos gravosas para sus reses. Tenían claro que el sacrificio de sus vacas no frenaba la enfermedad porque las sanas se volvían a contagiar. El lobo parece una solución, pero no está claro que guste a todos.

¿Hay lobos ya instalados en la provincia jiennense?

La pregunta del millón es: ¿Hay lobos instalados ya en la provincia jiennense? Hace unos meses, cazadores aseguraron ver a uno con total claridad en una montería en Sierra Morena. En cambio, siempre existen dudas sobre ello. Este animal se encuentra ya totalmente instalado en la Sierra de Madrid y está en total expansión. El proyecto “Life El Lobo en Andalucía” indica que no está claro que haya manadas reproductoras en la actualidad. En cambio, hay guardas o mayorales de ganaderías que dan por hecho que existen individuos aislados. No obstante, ya existen iniciativas de concienciación y de adaptación a la convivencia con este animal en diez municipios de la provincia, lo que da una idea cómo se proyecta el futuro y lo que se cree que ocurrirá. Mientras que aquí casi el 60% de los jabalíes tienen tuberculosis, en Asturias y Galicia, que son comunidades loberas, esta enfermedad se localiza en el 2,6% de los cerdos salvajes.