Actualizado
domingo, 18 noviembre 2018
17:40
h
URGENTE

Abyda necesita más voluntarios

A la protectora animalista le “faltan manos” para encargarse de los gatos que acogen
  • FELINOS. Una voluntaria alimenta a los gatos de la protectora Abyda.
    FELINOS. Una voluntaria alimenta a los gatos de la protectora Abyda.

Abyda cuenta con unos sesenta gatos, repartidos entre su refugio y las casas de acogida de las que disponen. La presidenta del colectivo, Mariana Moreno, explica que “al ser escasas las adopciones, no se pueden recoger todos los gatos que se quisiera, por lo que se reduce a los casos más graves, como atropellos o enfermos, entre otros”. Por si no fuera poco, desde hace unos meses sufren la propagación de un virus en el refugio, PIF que es de “fácil contagio” y el veterinario les aconseja no introducir ningún felino más hasta que se compruebe que la enfermedad se ha eliminado.

“Faltan manos” en la protectora y las que se ofrecen, prefieren ir a donde están los perros. Sin embargo, con esfuerzo han conseguido formar un grupo para el refugio felino que se dedica a las curas y la distribución de la medicación, pero “nunca es suficiente”. “Es esencial la asistencia de más personas para la limpieza diaria y, a veces, solo un voluntario se encarga como buenamente puede de dejar todas las salas lo mejor que puede”, subraya Moreno. Tal como confiesa la presidenta de Abyda, el voluntariado en un refugio de animales “es muy duro”. “Más si es un refugio humilde como el nuestro”, señala. Actualmente necesitan colaboración tanto para el mantenimiento de las instalaciones de los perros, como para los de los gatos. “Son muchos los que dejan la ayuda y, al cabo de unos meses, nos vemos sin poder cubrir los turnos, lo cual afecta a la vida diaria de los animales”, indica.

Desde Abyda destacan que, en estos momentos, lo que más prisa les corre es que vayan personas a participar en la limpieza del local y, a ser posible, que dispongan de vehículo, para traslado de los animales al veterinario.

Entre las recomendaciones que proponen desde la protectora para los que estén interesados en formar parte de su equipo, una de las principales es no tener ninguna alergia. Después, el compromiso con la asociación es “importantísimo”, para que exista una reciprocidad entre ellos. Tras elegir un turno de limpieza, piden, asimismo, que no se falle en la asistencia. A partir de ese momento la tarea de los voluntarios consiste en la limpieza de las instalaciones y, en cuanto se concluya el trabajo, “pasar un rato jugando con los gatos y hacerles fotografías que servirán para actualizar el blog y difundir también las instantáneas en redes sociales”, con la intención de lograr la adopción de los animales a través de la visibilización en los nuevos medios de comunicación.

Por otra parte, Abyda pone de manifiesto su descontento con FCC, que no recoge gatos. “La Policía Local les lleva los animales y ellos nos los entregan porque no tienen instalaciones apropiadas, como una gatera, en la capital, así que nos llaman”, indica la presidenta del colectivo. “Cuando podemos se recogen, cuando no, no sabemos qué hacen con ellos”, se lamenta. Por ello presentaron con Jaén en Común en el Pleno del viernes pasado la formalización de un convenio de colaboración con el Ayuntamiento para “oficializar” su labor en la perrera municipal, donde no se sacrifica desde el 2009, cuando comenzaron a rescatarlos.