Actualizado
jueves, 23 mayo 2019
12:02
h
URGENTE
Imagen Sin título-1
Juan Espejo González

Qué gran alegría, qué gran tristeza

Ver comentarios
  • ÉXITO. María Jesús Ruiz, triunfó en GH Dúo.
    ÉXITO. María Jesús Ruiz, triunfó en GH Dúo.

Ha ganado la iliturgitana María Jesús Ruiz el programa de televisión Gran Hermano Dúo, de Telecinco, y nos embarga la alegría porque una paisana de Andújar (no diré guapa y salerosa porque suena a micromachismo) se ha embolsado 100.000 euros que no es cantidad ni pequeña ni grande si no una auténtica barbaridad para el común de los mortales. Ha ganado y lo ha hecho frente a Kiko Rivera, respaldado por todo el clan Pantoja y, sorpresivamente, frente al deseo de Telecinco, que hizo todo lo posible en la gala final para que la modelo no saliese triunfante de esa casa en la que han estado encerrados durante tres meses personajes de la talla de Antonio Tejado, Carolina Sobe, Ylenia, Alejandro Albalá o Juan Miguel (ex de Karina). Qué gran alegría su triunfo, qué gran tristeza su llanto continuo, llegaba a helar el alma tanta lágrima.

María Jesús Ruiz conquistó España en 2004, cuando fue coronada reina de la belleza en un concurso ya en desuso y denostado (no diré que se lo merecía porque puede sonar a micromachismo aderezado con paisanaje) y desde entonces su vida ha sido un carrusel de tropezones con el corazón como protagonista mediático y la fe certera en que la vida se puede vivir vendiendo hasta tus entrañas. Una y otra vez, a cuentas de un desaire, otras por una mala racha económica, mismamente porque has roto, vuelves y de nuevo vuelves a romper con tu ex... Cada cual que haga con su vida lo que le plazca, mayores somos (no diré mujeres y hombres a la par, porque, apostillando, suena a micromachismo) y quien no quiera que lo juzguen no debe juzgar. Con todo, la interpretación de la (buscada y asumida) angustiosa realidad vivida con ella en la tele, entre suspiros entrecortados y jipíos de desesperanza, provocaban un dolor ajeno que muchos no interpretamos necesario, aunque sea lo que venda, mismamente porque lo dicta la audiencia. Con la televisión basura consumimos basura y no tiene nada que ver con el periodismo veneno, pero empequeñece tanto la condición humana, en hombres y en mujeres, en mujeres y en hombres, que dan ganas de gritar: ¡Tenemos lo que nos merecemos!

Palmera de Rey Alhamar
EN VOZ ALTA |

Una semana triste para la Jaén auténtica, la de toda la vida, aquella que mira y valora sus paisajes urbanos y los convierte en patrimonio fundamental de una ciudad. Se ha muerto la palmera kilométrica de la calle Rey Alhamar cuando casi conquistaba el cielo, ha sucumbido al escarabajo picudo y a la desidia de los jiennenses, que le han visto generación tras generación pero olvidando los mimos que merecía. A trocitos la estaban cortando ayer para evitar daños colaterales. Rey Alhamar ya no será la misma.

¿Estamos en campaña?
EN VOZ BAJA |

Semana Santa y campaña electoral, gente de vacaciones y mítines, cada cual intentando desconectar de su rutina diaria y la clase política queriendo engancharnos con sus mensajes, sus ocurrencias y sus “fake news”... A ver quién puede más, con los medios de comunicación emponzoñando lo que pueden y más, no hay que esconderlo. La campaña, oficial, empezó el viernes y es de tal virulencia que sostenida en el tiempo hasta las municipales del 26 de mayo, amenaza con llevarse políticos-humanos por delante.

muy personal

John Lennon, cantante: “La vida es lo que pasa mientras estás ocupado haciendo otros planes”
¡Hagámoslo al revés, intentémoslo!

Soledad Aranda, delegada de Agricultura: “El futuro del olivar y del aceite de oliva está en la fusión. El sector productivo debe estar unido para marcar la tendencia”.
¡A ver si se le hace caso, es tan necesario para esta tierra!

José López Barneo, neurocientífico: “La

Enfermería es hermana de la medicina

y juntas protagonizan una de las facetas más importantes de la evolución humana”.
¡Medalla de oro de la ciudad al Colegio!

adivina...

Está en el ojo del huracán permanentemente por sus decisiones administrativas, pero nadie puede rechistarle su pulcritud

adivinanza...

¿Qué concejal

lucha denodadamente porque lo coloquen hasta en dos listas a la vez por si le falla una?