Actualizado
sábado, 22 julio 2017
21:00
h
URGENTE
Imagen JOSE CALABRUS
José Calabrús

Jaén
merece más

Ver comentarios

Un optimista es un pesimista mal informado, juzguen mis queridos lectores. La prensa, aquí cada día cuenta lo que abunda, enfermedades: noticias de tribunales, patología social en estado puro; deudas de Administraciones mal administradas, carencia de infraestructuras, patología institucional; luchas políticas despiadadas, cainismo dentro de los propios partidos, que es patología política terminal; fracasos deportivos de los supuestamente grandes —segunda B— y éxitos importantes de los modestos, patología de los manejos deportivos. Para desgranar penas no hay más que leer los medios locales; lo positivo es mera propaganda, pagada de un modo u otro. Nos salvan del marasmo dos instituciones: la Diputación, que intenta y no puede suplir a las demás, y la Caja Rural, que con su mecenazgo y ubicua red es excepción en todo el país de la despoblación financiera. Panorama sombrío: una puede caer por pasteleos partidarios; la otra, ¿sobrevivirá a la concentración auspiciada por los eurócratas?