Actualizado
domingo, 17 febrero 2019
22:51
h
URGENTE

Un yacimiento sin explotar

Ver comentarios

Investigadores de fuera de la provincia trabajan sin descanso para que Marroquíes Bajos no quede enterrado bajo las piedras que guardan un verdadero tesoro. El documental que emitió National Geographic levantó conciencias, reactivó un trabajo que, durante muchos años, desarrollaron arqueólogos jiennenses y hizo que las administraciones con competencias en el solar desempolvaran proyectos olvidados. Una campaña promovida por el Instituto Almenara para el Progreso y Desarrollo de Andalucía y la Scientific Atlantology International Society en internet busca apoyo ciudadano para que la capital pueda entrar en la red de ciudades más antiguas. Se trata de un privilegio del que, en España, solo goza Cádiz. El yacimiento arqueológico descubierto en el barrio del Bulevar es la razón fundamental que mueve a los expertos a llamar a las puertas de la Unesco para que, además, Jaén sea incluida en el catálogo de Patrimonio de la Humanidad. No será un camino de rosas. Es más, la iniciativa, que se lleva a cabo en change.org, no deja de ser más que una declaración de intenciones, porque para conseguir un propósito como tal se necesitan muchos esfuerzos añadidos a esa recogida de firmas. Eso sí, es un paso importante para que los jiennenses valoren el patrimonio que tienen en esas más de cien hectáreas de superficie. Se trata de uno de los asentamientos calcolíticos más importantes de Europa y las almazaras más grandes conocidas del Imperio Romano. No es de recibo que un tesoro de tales características lleve décadas sin que sus propios ciudadanos, además de los potenciales visitantes, puedan disfrutar de él. Explotar turísticamente una ciudad de estas características es una de las principales asignaturas pendientes de las instituciones.