Actualizado
sábado, 18 noviembre 2017
15:10
h
URGENTE

Prevención frente al fuego

Ver comentarios

La Junta de Andalucía acaba de hacer balance de los siniestros forestales en la provincia jiennense, una vez concluido el periodo de mayor peligro, que se extiende entre el 1 de junio y el 31 de octubre pasados. A pesar de haberse quemado más de 800 hectáreas de superficie forestal y de que sería deseable que esta cifra fuera mucho menor, los datos arrojan un descenso del 30% al compararlos con la media de los últimos diez años. No es el único dato positivo, ya que alrededor de nueve de cada diez siniestros quedaron en conato, lo que, entre otros factores, arroja la rápida intervención de los dispositivos habilitados para la extinción de las llamas. Todo ello enmarcado en un año con especial preocupación por dos factores que afectaban directamente: la escasez de precipitaciones, por un lado, y las altísimas temperaturas registadas, por otro. En el balance sobresale por su magnitud el incendio registrado en los primeros días del pasado agosto en Segura de la Sierra, que arrasó con cerca de 700 hectáreas. La agilidad en la intervención permitió un rápido control de las llamas y se evitó que las consecuencias fueran aún más dramáticas. Es tiempo de agradecer a todos los integrantes del amplísimo dispositivo de lucha contra los incendios su trabajo tanto en la prevención como en la extinción del fuego. Su labor en defensa del riquísimo patrimonio natural con que cuenta la provincia de Jaén merece el reconocimiento de toda la sociedad, ya que, en muchos casos, en su trabajo se juegan la propia vida. Ahora es el momento de continuar trabajando en la prevención anto en nuestros espacios naturales, como a través de acciones encaminadas a la sensibilización de toda la población sobre el fuego y sus consecuencias.