Actualizado
martes, 20 noviembre 2018
11:30
h
URGENTE

El pago de las expropiaciones

Ver comentarios

La autovía A-32 entre Linares y Albacete, proyectada para conectar la provincia de Jaén con el Levante, trae de cabeza al Ministerio de Fomento y a los propietarios de olivares que vieron cómo les expropiaron sus tierras sin recibir el correspondiente dinero a cambio. El Boletín Oficial de la Provincia, sin embargo, dio una buena noticia el miércoles, con la publicación del listado de jiennenses que empezarán a recibir los justiprecios acordados años atrás y, en algunos casos, el primer desembolso. Están citados, a partir del lunes, en Torreperogil, Sabiote, Úbeda, Linares e Ibros para recibir las cantidades que el Gobierno les adeuda. Hay tres “patas” en un proceso que se prolonga en el tiempo y que, aunque llueve a gusto de todos porque el dinero siempre es bienvenido, llega tarde. Por un lado, los depósitos previos; por otro, los justiprecios, y, finalmente, los intereses de demora. Hay que tener en cuenta que el malestar que generaron las expropiaciones forzosas fue tal que se creó una plataforma para protestar por los incumplimientos y los retrasos en pagos que, por otra parte, no quedan nada claros. La construcción de la autovía empezó en 1996 y, sin embargo, todavía no está terminada. Alcaldes de distintos signos políticos y de diferentes provincias se unieron para pedir la finalización del proyecto, cuya primera piedra se puso en 1996 y que, una vez concluida, permitirá la conexión directa por autovía entre Andalucía, la Comunidad Valenciana, Madrid, Murcia y Cataluña, a través de la ciudad de Albacete. Existe un compromiso del Gobierno central de Pedro Sánchez de terminar el proyecto a través de los Presupuestos Generales del Estado. Solo falta que las promesas se cumplan.