Actualizado
domingo, 19 mayo 2019
14:04
h
URGENTE

Educación y responsabilidad

Ver comentarios

Una de las principales quejas que emiten los jiennenses a través de las asociaciones de vecinos de la capital es la suciedad que hay en las calles y en las plazas. Es algo que se repite en el tiempo, con independencia del partido político que gobierne en el Ayuntamiento de Jaén. Cierto es que el servicio municipal, probablemente, no llega a todos los rincones de la ciudad, pero también es verdad que, como dice el refrán, no es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia. Por lo tanto, es de suma importancia la concienciación ciudadana para cuidar esas mismas calles y plazas que los vecinos quieren ver como la patena, que para eso pagan sus impuestos. El actual equipo de Gobierno impulsó una campaña para evitar que los jiennenses saquen la basura a cualquier hora del día. El objetivo no es otro que frenar esa mala imagen de ver bolsas y cajas apiladas al lado de los contenedores. Son los agentes de la Policía Local los que vigilan el comportamiento de vecinos y comerciantes y comprueban que los vertidos se depositen en su interior y que no se dejen fuera. A tenor de las circunstancias, los policías, en esta Semana Santa tan concurrida de turistas, pasaron de la teoría a la práctica y, directamente, buscaron entre la basura cualquier pista que les llevara a la “autoría” de los hechos. Es así como llegaron a levantar varias actas para emitir las correspondientes sanciones a quienes esquivan una normativa que, como todas, está para cumplirla. La necesidad de cuidar el medio que nos rodea es una responsabilidad moral, tanto individual como colectiva, directamente ligada a la educación. Cada uno tiene que tomar conciencia de que la calle es el “patio” de todos.