Actualizado
viernes, 17 noviembre 2017
20:07
h
URGENTE
Imagen Lola aguayo apoyada
Lola Aguayo

Tres mujeres menos

Ver comentarios

Un fin de semana negro, negrísimo, en lo relativo a la violencia contra las mujeres. Tres mujeres asesinadas, con todas las letras, nada de muertas ni han perdido la vida, asesinadas por sus parejas o exparejas. Está claro que en España falla algo, falta la poca vergüenza de la clase política para ponerle nombre real a este problema, que no es otro que terrorismo machista. Nos matan, y a nadie le importa. Nos matan, y la sociedad sigue gritando por el gol de Mesi. Nos matan, y no pasa nada. Las mujeres no somos capricho de nadie. Ya está bien. Como persona me avergüenzo de forma brutal de tener que aguantar una y otra vez ver cómo asesinan a una igual por el simple hecho de ser mujer, de que alguien crea que somos propiedad de alguien. Qué asco de sociedad que no se tira a la calle a pedir justicia. Qué asco de gobierno que no hace nada para poner un remedio a esta lacra. ¿Hasta cuándo? ¿Hasta que les toque en sus familias? ¿Hasta que caiga alguna con un sillón importante? Las mujeres somos personas, ni más ni menos que los hombres, y merecemos respeto. Las mujeres nos queremos vivas.