Actualizado
domingo, 09 diciembre 2018
21:40
h
URGENTE
Imagen FERNANDO SÁNCHEZ RESA
Fernando Sánchez Resa

Toxicidad humana

Ver comentarios

La toxicidad es la capacidad que tienen algunas sustancias químicas para producir efectos perjudiciales al entrar en contacto con un ser vivo. Cuando esta posibilidad de hacer daño la tiene un ser humano sobre sí mismo u otros, la psicología la etiqueta como personas tóxicas. Sus características psicológicas saltan a la vista: son egoístas y egocéntricas a rebosar; siempre andan hablando de sí mismos; son envidiosas ante el triunfo de la persona cercana y negativistas por naturaleza; quieren dominarte todo el día hablando de sus cuitas, problemas, gustos y aficiones; les falta la empatía necesaria para convivir; les encanta ejercer el rol de víctima; son destructoras emocionales compulsivas utilizando el miedo, la culpa y sus constantes críticas... Lo difícil, una vez descubiertas, es saber cómo combatirlas, si no te harán la vida imposible. Algunos psicólogos aconsejan la medida más drástica y segura: alejarse de ellas. Su problema nace de la educación recibida, pues desde la infancia habrán sido formadas en sacar su propia cabeza en todos los asuntos. No confundirlas con el “tocapelotas”, “donmeopongo”, acomplejados varios o simplemente, los que tienen “mala leche”.