Actualizado
domingo, 19 mayo 2019
06:12
h
URGENTE
Imagen Juan Infante
Juan Infante

Tómate un respiro

Ver comentarios

Tengo que reconocer que hacía bastante tiempo que no leía un libro con tanto interés. Con una sólida base científica y apoyado en una parte práctica de meditación, el doctor Mario Alonso Puig, con su libro “Tómate un respiro”, nos ayuda a prestar atención para ver las cosas tal como son, nos enseña a “transformar los desafíos en oportunidades para crecer y evolucionar”. ¿Somos conscientes de que muchos de nuestros problemas los provocamos nosotros mismos? ¿Cuántas veces conectamos el “piloto automático” y aunque estamos presentes en un lugar, tenemos la mente en otro? ¿Y cuántas veces realizamos multitareas como comer, ver la tele, hablar y estar pendientes del móvil, todo a la vez? A veces se presentan tempestades en nuestra vida: Despidos, enfermedades, pérdidas de seres queridos, que nos provocan, ira, miedo o tristeza. Afortunadamente, en los últimos años los avances de la neurociencia han permitido conocer mejor las respuestas de nuestro cerebro ante nuestros pensamientos y emociones, que pueden acabar desarrollando enfermedades como: Hipertensión arterial, cuadros de asma, obesidad, diabetes tipo II, el síndrome metabólico, trastornos autoinmunes, cuadros inflamatorios... Destacar, entre otras muchas experiencias, la del doctor Benson de la Universidad de Harvard, que preocupado por ofrecer a sus pacientes hipertensos otros tratamientos que sirvieran para complementar a los fármacos, realizó una investigación en la India con monjes budistas. Esta experiencia le permitió desarrollar una técnica muy sencilla, denominada “respuesta de relajación” en la que bastaba que la atención de los pacientes se enfocara en la respiración y no se dejara envolver por pensamientos perturbadores. En la actualidad, esta técnica está muy extendida en Estados Unidos y se ha incorporado al currículum de muchas de sus facultades de Medicina. En una sociedad en la que el estrés se ha convertido en una auténtica epidemia, la práctica de la meditación y el “mindfulness” (por cierto que Jaén cuenta con muy buenos especialistas), ayuda a que la tormenta no nos afecte tanto y a que veamos las cosas de forma distinta.