Actualizado
miércoles, 19 septiembre 2018
13:12
h
URGENTE
Imagen javier morallon
Javier Morallón

Ricos y pobres

Ver comentarios

Es indiscutible que la sociedad catalana siempre ha sido emprendedora e imaginativa, pero el alto nivel de vida que disfruta hoy en día no tiene, únicamente, razones endógenas. Desde tiempos atávicos, los políticos catalanes han sabido reivindicar para su tierra una posición de privilegio en el desarrollo empresarial e industrial. Que infinidad de multinacionales hayan elegido Barcelona para situar su sede no es solo fruto de la aventajada posición de esta provincia en la geografía patria, sino de innegables presiones políticas de todo tipo. Esas multinacionales generan toda una suerte de empresas auxiliares y sinergias que hacen brillar a comarcas enteras. Pongamos como ejemplo la mayor empresa de Cataluña, SEAT. Un tal Franco decidió, hace casi 70 años, situarla en Barcelona, hoy en día sigue generando más de sesenta mil puestos de trabajo de alta remuneración económica, una influencia determinante en el PIB catalán.

En Andalucía la historia fue diferente. Aquí no hubo políticos que reivindicaran el maná industrial, ni tampoco, un nacionalismo chantajista que torciera continuamente la mano del gobierno central para conseguir todo tipo de prebendas a costa de otros territorios. Andalucía fue programada para abastecer de mano de obra barata a las ricas regiones del norte ¿Cuántas miles de familias no habrían tenido que emigrar si la SEAT se hubiera situado al sur de Despeñaperros?

Hoy en día, una Cataluña rica con su tejido empresarial bien lubricado, atesorando las mejores infraestructuras de España y una envidiable renta per cápita quiere independizarse. Las razones no hay que buscarlas en sesudas ideologías, la motivación es mucho más simple, a los ricos les molestan los pobres. Pobres que afean los bonitos salones de este club llamado España con escandalosas cifras de paro o vulgares cuentas corrientes, ofendiendo a los miembros más elitistas que deciden darse de baja ya que estaría feo largar a los mugrosos. ¿Quieren evitar la independencia de Cataluña y País Vasco? Industrialicen Andalucía y Extremadura.