Actualizado
domingo, 23 septiembre 2018
20:44
h
URGENTE
Imagen FERNANDO SÁNCHEZ RESA
Fernando Sánchez Resa

Reconocer el concepto “abuelidad”

Ver comentarios

Sabemos que en el diccionario de la RAE aún no aparece abuelidad, mientras que otros países o idiomas sí tienen un vocablo específico. ¿Hasta cuándo habrá que esperar para que figure en él? En una sociedad como la nuestra (“de usar y tirar”), en donde el poder fáctico o real de los abuelos ha disminuido sensiblemente y se le tiene en poca o nula consideración, mientras que el valor de la juventud se ha elevado a la enésima potencia (siempre con intereses espurios y comerciales), necesitamos que se reconozca su labor al regalar consejo, dinero y acción para que sean más llevaderos y fructíferos el cuidado y la crianza del nieto, pues fluye entre ellos una corriente de empatía, amor y connivencia difícil de igualar, especialmente en la primera y segunda infancia del niño. El abuelo prefiere la lentitud insonora del tiempo cadencioso para ir disfrutando de cada instante vital del nieto (y viceversa). Por eso, como la abuelidad va cobrando brío y, cual si se tratase de un valor en bolsa, está en alza. ¡Enhorabuena!