Actualizado
sábado, 18 noviembre 2017
11:09
h
URGENTE
Imagen Pepe Lopez 14dic15
José López

Por esos teatros de Úbeda

Ver comentarios

Leo el cartel de la XXIII Muestra de Teatro de Otoño que ocupa gran parte de la apuesta cultural de Úbeda para estas fechas. Teatro variado en el que tienen cabida obras de autores consagrados y excelentes actores profesionales, junto a nuevas compañías, autores y actores aficionados, a los que se les da su oportunidad. A medio camino entre unas y otras, destaca un nuevo estreno del ubetense Juan Martínez Millán a cargo de la compañía “Por esos cerros de Úbeda” que él mismo dirige, con una obra cuyo título en inglés con pincelada macarrónica y subtítulo en español, “The best moments Burlan Caster (especialistas en emociones)”, ya anticipa el carácter propio que este conocido autor imprime a sus creaciones. Y llama la atención porque en la recién pasada Feria de San Miguel, se representó “Para que no me olvides”, otro estreno suyo. Como si de la reencarnación del prolífico Lope de Vega se tratara, con alma de Quevedo y tintes de Calderón, Juan Martínez viene saliendo últimamente a dos obras anuales. Desde 2011 que supuso el regreso a la escena, no ha dejado de estar presente en los grandes eventos teatrales ubetenses, con más de diez estrenos representados. “El teatro no es para leerlo —me decía el autor—, es para presenciarlo y vivirlo”. Y él lo vive, como su gran pasión que es, con esa facilidad que tiene para abstraer de la realidad, de una forma natural o reducida al esperpento, las esencias y también las vilezas que contiene la vida. Busca para ello rodearse de buena gente, aficionados que esconden grandes talentos interpretativos, porque “sin personas agradables, no merece la pena poner en marcha ningún proyecto voluntario y por gusto”. Así son sus proyectos, además de solidarios, pues la recaudación se destina a diferentes obras benéficas. El fino humor, la delicada ironía, la iconografía perfecta de sus personajes y su gran capacidad para captar lo socialmente novedoso y plasmarlo en hora y media de entretenimiento lleno de humanidad y no exento de crítica, hacen a Juan Martínez Millán acreedor de pertenecer a la larga lista de grandes autores ubetenses. Y si sigue esta racha habrá que concluir que ninguno tan prolífico como él.