Actualizado
martes, 18 septiembre 2018
20:27
h
URGENTE
Imagen JAVIER MARIN
Javier Marín

Pelotas de peso

Ver comentarios

Habrá que reconocer que todas las inquietudes y aconteceres locales de las últimas semanas pasan por los balones, de mayor y menor tamaño, asumiendo un valor social como si realmente nos fuese algo en ello. Pero es que es verdad que esos juegos evidencian cosas muy serias. De hecho si la fuerza que el jiennense muestra en estas preocupaciones deportivas la transformara en reclamaciones y malestar sobre nuestra situación de olvido, algunas partidas más podrían caernos. “Item” más, las cotas deportivas que se están alcanzando donde se palpa la necesidad de espacios útiles para una organización digna ayudan a despertar conciencias paisanas adormecidas de “chupe” y conformismo. Como es la cosa que hasta nuestros admirables peloteros de sala tendrán que defendernos fuera y nosotros con ellos, esto es, ni en casa te puedes tomar un vino tranquilo. Y de últimas no se lo pierdan, hay quien reniega de un acontecimiento mundial porque es en el pabellón catedralicio, pues por lo que sé otros hasta en el Patio de los Leones hubieran sido capaces de organizarlo.