Actualizado
viernes, 16 noviembre 2018
13:34
h
URGENTE
Imagen GASPAR SANCHEZ
Gaspar Sánchez

Más educación vial

Ver comentarios

Ya no solamente los días festivos, sino también a diario, los que estamos supeditados a la condena de la conducción rutinaria, nos encontramos cada vez más por la carretera a decenas de ciclistas que practican este atractivo deporte, aunque también, desde mi punto de vista, en respuesta ya no tanto a una pasión personal como a una moda cada vez más proliferante y extendida. Hasta aquí todo perfecto, solo faltaría, sobre todo desde la perspectiva de resignada actitud para quienes nos debemos contentar con la bicicleta estática mientras seguimos nuestra serie favorita al son de un continuo pedaleo. Pero fíjense que creo que nos falta a todo el mundo, deportistas “licrados” –la palabra es de mi propia cosecha- y también conductores de vehículos de diversa cilindrada y “caballaje”, una importante educación vial. Pienso que hay que tener especial cuidado con quienes deciden practicar los fines de semana o a diario este deporte, ya que si observamos y tenemos un mínimo de curiosidad, las muertes en carretera por atropellamiento de ciclistas son elevadas. Sin embargo, es fácil ver también, mientras conducimos, que muchos de estos deportistas se colocan en paralelo para hablar con el compañero y hete aquí que esto debería ser sancionado con multas importantes, tanto como se le debería sancionar al conductor de un vehículo que no respete el espacio de seguridad del ciclista que va pedaleando siguiendo la norma de tráfico. Recordemos: la distancia lateral mínima de seguridad cuando pretendemos adelantar a un ciclista debería ser de un metro y medio, esto desde el año 2014, cuya distancia mínima también habría de ser respetada en ciudad. Con base en ello, no está de más que recordemos lo que dice exactamente la Ley de Seguridad Vial en su artículo 35: “El conductor de un automóvil que pretenda realizar un adelantamiento a un ciclo o ciclomotor, o conjunto de ellos, debe realizarlo ocupando parte o la totalidad del carril contiguo o contrario, en su caso, de la calzada y guardando una anchura de seguridad de, al menos, 1,5 metros”. Ya digo que también los ciclistas deben ponerse las pilas y respetar, para que respeten aunque generalizar es malo.