Actualizado
jueves, 20 septiembre 2018
13:38
h
URGENTE
Imagen VICA jose villar casanova
José Villar Casanova VICA

Las piezas del puzle

Ver comentarios

El cuerpo técnico del Real Jaén, encabezado y dirigido por Germán Crespo, está dando los últimos toques a la confección de la plantilla del nuevo Real Jaén para la temporada 2018-19. Esta vez se empezó con tiempo y, parece, que con mayores perspectivas. De momento, la afición permanece un tanto tranquila, sin meterse muy de lleno en lo que se viene haciendo en el seno del club jiennense. Es pronto, los partidos del Mundial restan atención y, además, nadie puede ni debe juzgar la calidad de un jugador solo por su nombre y por lo poco o mucho que se conozca de su trayectoria futbolística. Formar una plantilla de futbolistas es como hacer un puzle, en el que lo principal es saber qué se quiere y qué se busca y colocar las piezas en su lugar oportuno. Y no crean que es tan sencillo. Por ejemplo, la temporada pasada se terminó y aún no se había dado ni con las piezas que faltaban ni se colocaron bien todas las que había.

Parece ser que Germán Crespo conoce bien el material que había en el Real Jaén y el que él ha traído. Dice que le gusta que sus equipos tengan el balón y lo jueguen y, lógicamente, también le gustará que se busque la meta contraria, que se hagan goles y que se ganen partidos. En sus manos está la búsqueda de las piezas y la solución del puzle. Cuando el balón empiece a rodar y el equipo a moverse, será momento de opinar sobre el trabajo efectuado, Mientras, hay que tener confianza en quienes llevan este trabajo. Al margen de esta cuestión, los aficionados se preguntan —y yo también— qué está pasando con Andrés García Tébar, un técnico a quien se le habían prometido varias cosas, todas ellas de mucho interés para la organización del club, y al que últimamente se ha marginado y no cuenta para absolutamente nada. Incluso se habla de su más que posible salida del Real Jaén.

García Tébar cumplió su parte con bastante dignidad. Hizo casi lo imposible aunque no llegó a alcanzar el milagro, pero imprimió al plantel una seriedad y un compromiso que nunca supo darle Salva Ballesta. Por lo visto, Andrés Rodríguez, consejero delegado del club blanco, ha tomado otro giro y toda la responsabilidad y confianza la ha depositado en el técnico Germán Crespo, dejando a García Tébar sin funciones específicas. Al menos, esta es la sensación que se percibe, a falta de confirmación oficial de si García Tébar se va o se queda.