Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
16:12
h
URGENTE

La única virgen con acta notarial

Ver comentarios

En la muy famosa, muy noble, y muy leal Ciudad de Jaén, guarda y defendimiento de los Reynos de España, a diez días del mes de junio de 1430 años, se probó haber pasado, real y verdaderamente lo que se refería: Que a la hora de medianoche el sábado dicho iba una gran procesión de gente muy lucida y con muchas luces. En lo último desta procesión iba una Señora más alta que las otras personas, de cuyo rostro salía gran resplandor, y las tejas de los tejados como si fuera amedio día el sol muy claro. Esta señora llevaba en sus brazos un niño pequeño también vestido de blanco, y el niño iba sobre el brazo derecho. Detrás desta señora venían hasta trescientas personas, hombres y mujeres. La cual procesión iba hacia la capilla de San Ildefonso, y habían salido de la Santa Iglesia mayor. Esto afirmaron con juramento Pedro, hijo de Juan Sánchez; Juan, hijo de Vzenda Gómez; Juana Hernández, mujer de Aparicio Martínez; y otros testigos, cuyos dichos y deposiciones están en el archivo desta iglesia, y capilla. (Extracto del acta notarial).