Actualizado
martes, 25 septiembre 2018
20:40
h
URGENTE
Imagen ESTHER OSORIO
Esther Osorio

La San Antón cambia la vida

Ver comentarios

El deporte cambia la vida, beneficia y aporta felicidad. Un año más Jaén ofrece la mejor oportunidad de correr y disfrutar. Una ciudad que pese a sus carencias deportivas, se vuelca en cuerpo y alma con la pasión de correr. Pero una vez más, la San Antón prefiere a sus corredores frente a sus corredoras. En esta XXXV edición apenas el 30% seremos mujeres. Competiremos, nos esforzaremos y nos enfrentaremos a nuestros límites, pero ni por asomo dominaremos y por supuesto no ganaremos esta carrera popular. Ese puesto será para los “héroes varones” que ganan. Nosotras seremos las “reinas o las chicas de oro”. Bastará con repasar los titulares de la mañana siguiente donde cada palabra abrirá más la brecha psicológica y social que aleja un poco más la meta para las mujeres. En esta edición, como en todas las anteriores, la línea de salida estará ocupada en su mayoría por hombres. El incentivo económico para los deportistas de élite será mayor para los hombres. Los expertos que tomarán la palabra en la feria del corredor para relatar las bondades del ejercicio físico también serán hombres. Lo dicho, el deporte en Jaén cambia la vida, la vida de los hombres.