Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
19:52
h
URGENTE
Imagen Lola aguayo apoyada
Lola Aguayo

Jaén desaparece

Ver comentarios

Hace dos o tres años, no recuerdo ya bien, escribí sobre cómo estaba mi calle, Antonio Herrera Murillo, ya no me queda otra que dar la dirección para invitarles a visitarla y jugar a una yincana cuyo objetivo es no romperse la cadera. Llevo meses viendo en la red social “Facebook” denuncias por el mal estado de las calles y se me cae la cara de vergüenza y el alma de pena. Y lo poco que su Ayuntamiento interviene lo empeora.

Jaén se nos cae ante la dejadez extrema de una administración que no sé a qué está jugando. Jaén se muere, Jaén se entierra. ¿La excusa? No tengo ni idea de qué puede justificar que en Jaén haya agujeros para buscar petróleo en cualquier rincón de nuestra ciudad de nuestra capital. Las últimas lluvias han causado más daños en nuestras calles, que con un mínimo mantenimiento no habría ocurrido. Y mientras mi ciudad muere poco a poco tragada por la tierra, nuestros políticos reinantes en aquel edificio de la gaviota se descojonan de nosotros y no entiendo por qué. Señor alcalde: Sé que a usted nadie le votó, se le eligió a dedo, pero me ha parecido leer que quiere enfrentarse a unas elecciones, ¿de verdad?