Actualizado
viernes, 21 septiembre 2018
22:30
h
URGENTE
Imagen JOSE MARIA HERMOSO 2015
José María Hermoso

Falsos empresarios

Ver comentarios

Domingos a misa: la liturgia, obra gracia, renuevan su pasaporte para otra semana... Que Jaén es una provincia con inmensos recursos y de grandes carencias; no es nuevo. Al igual que lo es de contrastes y semejanzas desde donde cuyas gentes hacen de esta tierra lo que siempre ha querido ser, y lo es, también. Esta simbiosis de atributos da juego para un interesante desarrollo de formas a la hora de ganarse las habichuelas los unos y, hasta las “chuches” los otros. Se cerró Santana en Linares y otras muchas más empresas en la provincia y, con el tiempo que ha pasado, para los obreros despedidos su antigua vida acabó y saben que no la van a recuperar. Pero los promotores de los cierres, falsos empresarios de Jaén, verdaderos financieros, ávidos se apresuraron y apresuran para maquinar sobre activos y pasivos quedándose lo que asegura sus ingresos y desechando lo que son gastos evitando así que su vida no pase a ser antigua y siga igual. A veces basta, de cara a la galería, simplemente con cambiar el color de la pintura de los inmuebles, poner nuevas grafías en los logotipos corporativos y nuevos administradores en nuevos papeles que recogen décadas de antigüedad con el mismo know-how que desarrolla y ejecuta la dirección de siempre “en la sombra”. Desde los adentros la ética y desde fuera la moral no se inmutan ya que esa misa de domingos ejerce tanto peso que se convierte en determinante; “la misericordia de Dios y su delegación en la Iglesia para otorgar el perdón” deja flamantes las consciencias de cuantos cada domingo acuden a “visar su pasaporte”. Mientras tanto, una realidad se visualiza, de la noche a la mañana, en papeles, decenas de empresas han desaparecido, (siguiendo en su lugar la misma actividad, con otro nombre), en la provincia de Jaén; partícipes de ERES y procesos concúrsales que han limpiado todo cuanto sus financieros, que no empresarios, han querido enjuagar. A veces determinadas leyes parecen estar hechas para tomar el pelo a la sociedad. Una sociedad que paga y sufre las consecuencias de dichas leyes; como trabajadores y verdaderos empresarios que soportan de estos pillos, falsos empresarios de Jaén, el paro que crean y la igualdad de condiciones que rompen frente a los verdaderos empresarios que con su trabajo, esfuerzo, sacrificio y dedicación diaria contribuyen a la riqueza de esta provincia.