Actualizado
jueves, 20 septiembre 2018
13:38
h
URGENTE

Conectoma

Ver comentarios

Cambia el chip”, decimos, como si el cerebro fuera un ordenador con circuitos neurológicos, lingüísticos y motores. De esto trata el proyecto científico y humanístico del profesor Sebastian Seung (MIT, USA) en su libro Conectome y otros. El conectoma cerebral es como el cableado de ordenadores gigantes: el Cray-1, el Deep Blue de IBM, que ganó al campeón mundial de ajedrez Kasparov; otro proyecto costosísimo es el colector de partículas atómicas de Ginebra.

Seung sigue a nuestro único Nobel de ciencias, don Santiago Ramón y Cajal, premiado junto a Golgi en 1906, por sus investigaciones de las células nerviosas del cerebro o neuronas y sus conexiones sinápticas.

El Proyecto Conectoma imita el Proyecto Genoma, aplicando el mapeo informático a las conexiones neuronales y sus cambios de reponderación, reconexión, recableado y regeneración. Conocer las conexiones neuronales ayudará a mejorar las capacidades mentales para aprender, solucionar problemas, trabajar, controlar las emociones y conductas, curar neuropatologías como el Alzheimer, Parkinson, etcétera. Dice: “The best way to change the brain is to help it change itself” (p. 218), ayudémosle a reactivarse con tareas saludables. Leer y escribir son estupendos ejemplos.