Actualizado
martes, 13 noviembre 2018
18:45
h
URGENTE
Imagen JOSE MARIA HERMOSO 2015
José María Hermoso

Antiguo solar de Simago

Ver comentarios

Quienes realmente cuidan los intereses del comercio de Jaén hace años que pensaron en el antiguo solar de Simago para recuperarlo como un espacio público y poner parte de éste al servicio del comercio del centro y por ende al servicio de la ciudad. Para ello se pensó ubicar en ese terreno un proyecto de zona de ocio con cines que también contendría una plataforma de recepción y reparto de mercancías. Esta infraestructura de uso exclusivo del comercio, vital ante el siglo XXI, sería parte espacio municipal donde llegarían las mercancías dentro de un horario establecido para el reparto de agencias y proveedores en la zona centro, que permitiría, con un transporte limpio, más ligero, pequeño, ágil y eficiente, el abastecimiento programado a toda la actividad comercial de la zona dentro de los horarios de apertura comercial. También albergaría una central de recepción de la paquetería de las compras y pedidos de los clientes desde donde se realizaría un servicio a domicilio compartido por todos los comercios de dicha zona; incentivando así a los clientes con el disfrute peatonal del centro de Jaén. No lo va a ser, en su lugar se harán lujosas viviendas y hasta un Mercadona. Este pueblo grande llamado Jaén y que aspira a ser ciudad; se gana a diario el título indiscutible de localidad con el mayor número de aberraciones urbanísticas realizadas que llaman la atención. Allá por los setenta el prestigioso arquitecto Ricardo Bofill viajaba de Córdoba a Granada y en su tránsito por Jaén pasó por el “Gran Eje” quedándose pillado hasta el extremo de que cuando iba por Campillo de Arenas no pudo resistir la tentación y regresó hasta Jaén de nuevo para volver a contemplar el “Gran Eje”: catalogándolo desde aquel momento como una de las mayores aberraciones urbanísticas construidas y que él había visto. Casi cuatro décadas después las aberraciones relacionadas con el urbanismo, no han parado, siguen estando al orden del día y, bien sabido es que necesariamente éstas no tienen porque ser solo de cemento y ladrillo ya que determinados chanchullos o apaños también lo son. Esta que planean sobre el antiguo solar de Simago consiste en utilizar lo público y su dinero municipal para generar la infraestructura necesaria que dará salida a un gran parking en un solar “ahogado”; un solar privado, de pisos de súper lujo y un supermercado de cercanía. La indecencia, una vez más, está servida y en este Jaén nunca pasa nada para poner ésta en jaque mate.