Actualizado
sábado, 19 enero 2019
18:38
h
URGENTE
Imagen Sin título-1
Juan Espejo González

Adiós al cantor del casco viejo

Ver comentarios
  • POLIFACÉTICO. Camarero en el Gorrión.
    POLIFACÉTICO. Camarero en el Gorrión.

No correrá la San Antón Nicolás Ortiz Bueno, tampoco las corría nunca, pero este año no hará rosetas, ni compartirá anís y unos versos, además de abrazos fuertes y sentidos, que así era el bueno de Nicolás, un tipo rudo y franco, directo y llano, con una voz inmensa y un corazón forjado a palos de sentimiento. No tuvo una vida fácil y la vida se le fue de entre las manos de la forma más inesperada, cuando ya rimaba en verso su jubilosa jubilación. Ripio sobre ripio y también pareados, que Nicolás le daba a todos los palos de la amistad y, también, de la literatura. Nunca jamás en Jaén un señor tan poco dado al ungüento sacramental literario del que algunos no salen nunca, hizo tantos y tan buenos escritos de las cosas sencillas de Jaén. Y del casco viejo, que se nos ha ido de entre los vivos, el más grande y mejor cantor del moribundo casco antiguo. Lo conozco y bien, que la vida nos permitió el roce y el cariño mutuo, pues hemos escrito al unísono decenas de crónicas deportivas para este periódico en los años 80, festejado los santos y fiestas de guardar del viejo Santo Reino por delante y por detrás de una barra y en los últimos tiempos fui su jefe, además de su Juanito querido, como escribiente de Opinión. Valiente y mordaz, comprometido y puñetero, capaz de decir las cosas como hay que decirlas, sin casarse con nadie, que él ya estaba casado con la esencia más genuina de esta tierra, a la que adoraba y que prendía en su pecho como defensor a ultranza de su historia y tradiciones. Nicolás Ortiz tuvo problemas con el insoportable y manido establishment jaenero al que no le gustaba sus verdades del barquero. Este escribiente que hoy rememora con lágrimas en los ojos a un amigo de añejo, le encantaría que todos los opinantes y opinadores le diesen los mismos problemas por escribir eso que no gusta a los que mandan. Descansa en paz, en la paz eterna que mora y puebla en los cielos, que esta buena gente, que sin aspirar a nada, sin buscar nada, se encontró con las peores esquinas de la vida que sabiamente compensó con la amistad y la entrañable charla como sustento de su ser cuando no tenía un libro en la mano. Nicolás, cuánto te echo de menos.

Mano de obra olivarera
EN VOZ ALTA |

Estamos cada año peor, que a poco que la recolección toma velocidad de crucero y empiezan los problemas. Quizá esté todo atemperado con la moda actual de empezar en noviembre (incluso en octubre) a tirar la aceituna del árbol, pero no, hace falta mano de obra y la mano de obra que viene de fuera es muy escasa y no está especializada. Faltan braceros, por miles, y no queremos verlo, escondidos en el miedo a la inmigración y los inspectores de Trabajo. Por si faltaba algo, el rendimiento es bajísimo este año.

La exclusión financiera
EN VOZ BAJA |

Anuncian los grandes bancos que van a eliminar oficinas a lo largo y ancho del país en beneficio de la eficiencia para con el cliente, que es como llamar en los juegos, ya saben, animal de compañía al pulpo. O séase, que vamos a despoblar a las aldeas de Jaén de su dinero directo y van a tener que ir en coche o en autobús a alguna ciudad cercana a arreglar sus papeles del banco. A eso se le llama exclusión financiera y la sufrirá, especialmente, la tercera edad, ya de por sí con enormes problemas de movilidad.

muy personal

Gustavo Adolfo Bécquer, poeta del Romanticismo: “El recuerdo que deja un libro es más importante que el libro mismo”.
¡Regalemos libros,

son siempre vida!

Maribel Llaudes, Karina, cantante: “Venir de provincia y en dos o tres años ser Karina y pegar un pelotazo tan joven fue muy duro. Estaba claro que tenía que bajar a los infiernos”.

¡Se merece un

homenaje en Jaén!

Muñoz Molina, gran escritor de Úbeda: “Cuando la barbarie triunfa no es gracias a la fuerza de los bárbaros sino a la capitulación de lo civilizados”.
¡Llegan tiempos de marcha atrás en nuestras vidas!

adivina...

Allí estaban sentados todos los que

tenían que estar para la comida de Navidad,

pero el alcalde no junto a sus concejales

adivinanza...

¿En qué repercutirá en las listas al Ayuntamiento de Linares lo que pase en la Junta de Andalucía?