|
28/07/2018

El segundo punto del orden del día sirvió para aprobar, con los votos favorables de los mismos grupos parlamentarios que los presupuestos, una nota de reparo formulada por intervención el 16 de julio por importe de 56.739,01 euros para el pago de cinco facturas.

Los gastos incluidos en dicha nota de reparo, según contempla el acuerdo, se mantiene la suspensión hasta que sea efectiva la dotación en el presupuesto de crédito adecuado y este sea suficiente para poder afrontar los gastos correspondientes.

Respecto a este punto, el edil de Agricultura, Tomas Martínez, comentó que “se trata de unas facturas que entran en intervención en enero de 2018”, por lo que desde la Corporación Municipal “se creía que esas facturas iban a ir con cargo al presupuesto de 2018”, sin embargo, según comentó en su intervención, “los albaranes y los trabajos se llevaron a cabo en 2017, por lo que corresponde imputarlos al presupuesto de ese año”. Con esta acción, finalmente, las facturas se adjudican al presupuesto de 2018 de la Concejalía de Agricultura.

Por su parte, el concejal socialista Gabriel Fajardo atacó a la Corporación afirmando: “Es la quinta nota de reparo, lo que supone una clara falta de previsión, pues no se pueden gastar más de cincuenta y seis mil euros sin preverlo”.