Las actividades programadas por la Oficina de Juventud logran gran participación, según el balance positivo del técnico municipal Antonio Sánchez, quien valora las expectativas en las iniciativas previstas. Una de ellas muy novedosa, es un taller de estenopeica, una forma más artesanal de trabajar la fotografía en formato analógico y en el que los participantes podrán fabricar su propia cámara, una caja negra con la que captar imágenes. Luego realizarán el revelado químico, al pasar del negativo al positivo de la instantánea. Quedan plazas para esta propuesta y otras previstas para agosto.

El técnico dice estar muy contento por el desarrollo de las iniciativas veraniegas. “Se ve respuesta en las actividades iniciadas hasta ahora, sugeridas por el propio colectivo joven a través de una encuesta previa a la programación. Son peticiones realizadas en esa toma de contacto meses atrás”, indica.

En marcha está el curso culinario, con más de treinta personas en tres grupos, que se realiza en la cocina de la guardería municipal. “Estamos bastante contentos por las opiniones positivas sobre este taller”, añade. Otra acción formativa versa cobre informática, con cincuenta participantes en cuatro grupos. Las hay de manualidades, los viernes, con quince personas y de técnicas teatrales para jóvenes, con otras tantas, los miércoles por la tarde. Hubo viajes al parque Aquaola, a Isla Mágica y a Lisboa y Sintra (Portugal).