• VISITA. <i> Foto de familia de los hermanos de la cofradía de Jesús Nazareno, en el Centro de Interpretación.</i>
    VISITA. Foto de familia de los hermanos de la cofradía de Jesús Nazareno, en el Centro de Interpretación.

Uno de los objetivos fundamentales del Centro de Interpretación “Olivar y Aceite” es promocionar la cultura del olivar y del aceite de oliva virgen extra, motivo por el cual la entidad, durante los meses de verano, oferta visitas y catas gratuitas a las instalaciones de “Olivar y Aceite” dirigidas a colectivos y asociaciones, con el objetivo de acercar las bondades del oro líquido a la ciudadanía.

Hasta el momento son muchos los grupos que pasaron por las instalaciones de la entidad. Así, visitaron “Olivar y Aceite” los menores que asisten al campamento urbano o los chicos del “Veranillo de San Nicolás”, organizado por la cofradía de Las Lágrimas, hechos que dejan ver que la población infantil y juvenil está muy interesada en iniciarse o profundizar en sus conocimientos sobre el fascinante mundo del aceite de oliva virgen.

El último colectivo en apuntarse a esta iniciativa fue la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno. En concreto, una treintena de hermanos nazarenos, de todas las edades, realizaron, el pasado viernes, una visita por las instalaciones de “Olivar y Aceite” que comenzó en el patio de la entidad, donde el técnico del Centro de Interpretación, Tomás Méndez explicó a los asistentes cómo se recolectaba la aceituna en tiempos pasados y cómo se realizaba la molienda. Posteriormente, pasaron al aula de cata, donde conocieron el funcionamiento de un panel de cata. Después, en las cantinas de “Olivar y Aceite”, vieron un vídeo explicativo sobre cómo se fabrica y envasa el aceite de oliva virgen extra en la actualidad. Además de conocer las bondades del zumo de aceituna y de los productos que se elaboran con el mismo, aprendieron que hay otros subproductos que se obtienen del olivar, como son el alpeorujo o el hueso de aceituna, cada vez más utilizados para obtener energía gracias a la biomasa. La visita concluyó con una cata de aceite de oliva en la que aplicaron las nociones básicas que recibieron previamente para así distinguir un aceite de oliva de uno virgen y de otro virgen extra.