El coordinador del área de Industria, Pymes, Autónomos y Artesanía del PP de Úbeda, Santiago Hernández, criticó “el desorden, la falta de previsión y la gestión ‘a salto mata’ que caracteriza al equipo de Gobierno”. Así de contundente se mostró durante su visita al cuartel de Santa Clara, tras las obras realizadas en este espacio. “Volvemos a la torta de hormigón, las cuatro líneas amarillas y a su posterior inauguración a bombo y platillo como si fuera una obra faraónica”, señaló Hernández.

Igualmente, recordó que fue en 1995 cuando este inmueble dejó de ser cuartel de la Guardia Civil, entrando años después en ruina y siendo cedido por la Administración local a la Junta de Andalucía para la construcción de un centro de salud y, posteriormente, viviendas sociales “que jamás llegaron a materializarse”.

Además, para el popular esta obra “no es la solución al problema de aparcamientos” e, insiste, “congestiona aún más el tráfico en la zona monumental”, convirtiendo la entrada y salida a este espacio en un “embudo” y creando mayor intoxicación de vehículos. “Es una nefasta idea, mal ejecutada, que llega con dos años de retraso porque debería haber estado terminada en diciembre de 2016”, apuntó. Y concluyó: “El cuartel de Santa Clara no es más que otro ejemplo de promesas incumplidas por parte de la Junta, del descuido de nuestro patrimonio y un atentado más contra el casco histórico”.